Heidi Klum Unloads Her Lush Los Angeles Residence for $24 Million

Heidi-Klum-9

By: Kristin Tablang

The former supermodel has successfully sold her “little piece of heaven” in Los Angeles $24 million—a million less than its original asking. Poised in the prestigious neighborhood of Brentwood, right off Mandeville Canyon, the 12,300-square-foot Tuscan-style villa—comprised of eight bedrooms and 10 baths—sits on 8.52 lush acres.

The opulent estate touts a 24-hour guard gated entryway, which opens to a central motor court showcasing a lighted fountain, while its double-height foyer leads to the formal living room and dining room, which connect to a library embellished with ebonized wood. Spectacular French doors pave the way to the home’s numerous terraces and patios.

Built in 1999, the sweet single-family also boasts an eat-in chef’s kitchen; a butler’s pantry; a family room; a home office; a media room; and a temperature-controlled wine cellar. Its romantic, manicured grounds—which are dotted with fountains—also house an infinity-edge pool and spa; a koi pond; and an exquisite rose garden. The “Project Runway” host first purchased the romantic abode—located at 12759 Chalon Road—as a foreclosure for $14.2 million back in 2010 with her now ex-husband, Seal.

Fuente: hauteresidence.com

Aguinaldo y ahorro, la pareja perfecta

Sparschweine - GesellschaftSi está contando los días para recibir su aguinaldo e iniciar las compras de diciembre, mejor considere la opción de ver a futuro e invertirlo en su afore.

Hoy en día, un trabajador de 40 años deberá ahorrar 80% de su aguinaldo si desea retirarse con una jubilación aceptable.

De acuerdo con Alejandro Elizondo, director general de Principal Financial Group México, el gobierno crea programas de consumo como el Buen Fin, pero no hay incentivo para que las personas ahorren.

Se carece de educación para el ahorro, no hay difusión ni incentivos para ahorrar el aguinaldo; por el contrario, en épocas de fin de año se incentiva el gasto.

Según datos de una encuesta realizada en el 2012 por el portal TuTrabajo.com, 54% de las personas destina el aguinaldo para pagar deudas, 24% ahorra todo o una parte para imprevistos y uno de cada 10 lo utilizó para las fiestas de fin de año.

LA PAREJA PERFECTA

Ricardo Durán, director comercial de Principal Afore, destaca que las personas suelen preferir las ofertas y usar las tarjetas de crédito, lo que no genera un ahorro, sino una deuda.

Considera que para estas fechas el aguinaldo y la afore son la unión perfecta, ya que representa un buen modelo de inversión a largo plazo. Por ello, considera la importancia de generar el hábito del ahorro o de invertir; las afores son uno de los instrumentos más sencillos y que ofrecen atractivos rendimientos a largo plazo.

Invertir el aguinaldo en las afores es una excelente opción por rendimientos, diversificación y visión a largo plazo, es una manera de optimizar los beneficios fiscales y asegura una mejor tasa de remplazo para su retiro, asegura Ricardo Durán.

Alan Gómez, director comercial de Soluciones de Inversión, recomienda a las personas que siempre piensen en el futuro.

“A lo largo de la vida se tendrá etapas de acumulación en las que el ingreso variará, pero todos llegaremos a la etapa del retiro. Los secretos para un buen retiro no dependen solamente de su afore. Piense en el futuro, qué es lo que quiere tener, planee una estrategia inteligente de inversión, sea comprometido y disciplinado en el ahorro”, destacó.

Si quiere hacerse un buen regalo para estas fechas, en vez de gastar, puede darse el lujo de ahorrar y de invertir para su futuro.

Tips para planear su retiro

  • Tener una estrategia idónea para crear una fuente adicional de ingresos para el día de mañana.
  • Aprovechar beneficios fiscales que permitan el crecimiento de su inversión.
  • De conformidad con el art. 176 de la LISR, cada año puede aportar hasta 10% de su ingreso anual con un límite de cinco Salarios Mínimos.
  • Todas las aportaciones son deducibles.

Fuente: eleconomista.com.mx

Cómo dar el salto del ahorro a la inversión

fpsPor: Anaid Diaz

Comprar un auto, ir de viaje, pagarse un diplomado, independizarse, entre otras cosas, son metas que tienen los jóvenes cuando comienzan a recibir ingresos; hacer del ahorro un hábito es el primer paso para poder lograrlas y si después se deciden a invertir, las posibilidades de alcanzar las metas propuestas serán mayores y en menor tiempo.

En cuanto se comienza a recibir un ingreso, lo más importante es crear un cuadro de presupuesto a un año, en el cual se tengan claros todos los pagos fijos por hacer (tarjetas de crédito, rentas, planes telefónicos), tener una cantidad para gastos extras (diversión, emergencias, imprevistos, etcétera) y establecer un monto específico de ahorro, que deberá ser el mismo mensual o quincenalmente, para que así se haga un hábito y, cuando se tenga la cantidad deseada, poder invertirla en alguno de los productos financieros que existen. Es importante también tener clara la meta financiera, es decir, saber qué quiero y en cuánto tiempo lo quiero concretar.

Es común pensar que las inversiones sólo se hacen con grandes cantidades y por expertos accionistas, pero existe una gran cantidad de instrumentos financieros que ofrecen diversas opciones, de acuerdo con perfil del interesado.

Para poder definirlo es necesario acudir con un asesor (bancario o personal) que de acuerdo con la edad, los ingresos, la tolerancia al riesgo, las metas financieras, entre otras cosas, ayude a definir cuáles de los productos serían los más aptos para el inversionista principiante. “Junto con esos datos y los intereses personales, el asesor puede definir perfiles arriesgados (invirtiendo en títulos accionarios, que tienen más fluctuación), conservadores (se les recomienda invertir en bonos emitidos por el gobierno) o conservadores (puede invertir en la deuda que emiten las empresas)”, dice Daniel Gorinstein, asesor de negocios.

Es importante que si se busca comenzar a invertir, busque empaparse de temas y términos financieros; aunque los jóvenes los vean complicados, si se empiezan a informar y a leer, el lenguaje se les hará más fácil, sugiere Goristein.

José Antonio Díaz, especialista en finanzas personales, también considera conveniente que se comiencen a usar simuladores de inversión para familiarizarse con el tema, “es como un juego, en el que te dan 1 millón de pesos y tú puedes invertir”, menciona.

Los expertos recomiendan que para comenzar a invertir es necesario tener en cuenta algunos consejos:

  • En primer lugar, diversificar, es decir, no poner todo en un solo instrumento, es bueno separar el dinero e invertir en varios, para tener mayor seguridad y también mayores rendimientos al término del plazo.
  • Igualmente, es importante considerar que los rendimientos deben estar por arriba de la inflación, para tener una ganancia y no perder poder adquisitivo.
  • Por último, juegue con simuladores de inversión, disponibles de forma gratuita en las páginas web.

Aquí, algunos de los instrumentos para comenzar 
a invertir

Fondos de inversión: son instrumentos sencillos, a través de los cuales se juntan recursos de varios inversionistas para comprar activos que no podrían comprar de manera individual; pueden abrirse con desde 1,000 hasta 100,000 pesos, depende de la institución financiera; los hay a diversos plazos, es decir, no se puede disponer del dinero antes del plazo acordado y el rendimiento que ofrecen es poco.

Los más comunes son los de deuda (que invierten en papeles de deuda gubernamental, de gobiernos extranjeros o empresas) y los de renta variable (que pueden invertir en acciones que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores).

Cetes: son instrumentos que emite el gobierno federal y puede invertirse en ellos con desde 100 pesos, con vigencia desde uno, tres, seis meses o un año. La gran ventaja que ofrecen es la seguridad, ya que el que respalda la inversión es el propio gobierno y la tasa de interés se puede cobrar al final del periodo establecido.

Pagarés: mediante este instrumento, el usuario presta una cantidad al banco y la institución se compromete a devolverla en un periodo determinado con un rendimiento previamente establecido. Los montos pueden ir desde 1,000, hasta 10,000 pesos, y el rendimiento es desde 2.5%, según la institución.

Afores: además del ahorro obligatorio que se realiza, se pueden hacer aportaciones voluntarias a la cuenta individual de la afore, para aprovechar los rendimientos que ésta ofrece y que, de acuerdo con la institución, alcanzan hasta 12%, éste es un instrumento muy útil si se busca conseguir un ahorro para un fin específico a mediano o largo plazo, además de que es una excelente forma de aumentar la pensión recibida al momento de jubilarse.

Otra de las ventajas es que se puede aportar cualquier cantidad, además de elegir el plazo que más convenga para disponer del dinero.

Fuente: eleconomista.com.mx

Planes personales, opción para su retiro

Green-walls-energy-savings_002¿Cuál es principal pretexto que utiliza para no ahorrar para su retiro? Seguramente, que no tiene dinero o lo que gana apenas le alcanza para vivir el día a día. Pero piense por un momento: si hoy no le alcanza, cuando deje de ser una persona económicamente activa la situación será más compleja.

Moisés Pérez Peñaloza, director de Ahorro y Retiro Estratégico de Banco Invex, explica que la reforma fiscal redujo el tope de las deducciones personales; sin embargo, lo que no eliminó fue el hecho de que todos van a envejecer.

En la reforma fiscal, el gobierno federal redujo el monto de las deducciones personales; se podrán hacer de lo que resulte de calcular el mínimo entre 10% de sus ingresos totales y el equivalente a cuatro veces el Salario Mínimo General elevado al año del área geográfica donde vivan , en el caso del Distrito Federal es de 96,000 pesos.

Si su nuevo pretexto para no ahorrar es que ya no está el estímulo de las deducciones -entonces, ¿por qué ahorrar?-, de acuerdo con el especialista, ahora es cuando debe esforzarse más porque el factor de riesgo sigue ahí: los que tienen la fortuna de tener una cuenta de afore están ahorrando muy poco y sólo recibirán 35% de su último sueldo. Para los que no tienen una administradora, la situación es aún más apremiante.

Para Rodrigo Iñiguez Fernández, gerente comercial del área Privilegio Institucional de Old Mutual-Skandia, muchas personas ya no verán atractivo ahorrar, protegerse y deducir”; sin embargo, insiste en que el ahorro debe procurarse para que en un futuro no se dependa de nadie.

Y es que, de acuerdo con la Consejo Nacional de Población (Conapo), de cada 100 personas que hoy tienen 25 años, se estima que a la edad de 65 años, 61% dependerá de amigos, familiares y de caridad.

Hay dos soluciones para hacerle frente a este problema: o se vuelve un rico heredero o busca la forma de ahorrar, ahorrar y ahorrar.

UNA OPCIÓN A SU MEDIDA

Los planes personales de retiro (PPR) son cuentas especiales que tienen el objetivo de complementar el ahorro para el retiro o comenzar con éste.

Los bancos, casas de Bolsa, aseguradoras u operadoras de sociedades inversión son autorizados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para operarlos.

Sus principales 
características son:

Es una cuenta de inversión personal.
Permite realizar aportaciones deducibles en nuestra declaración anual.
Son inversiones exentas del impuesto que se paga en las inversiones tradicionales.
Puede ahorrar hasta 10% de los ingresos anuales de las personas físicas o hasta el tope que marca la ley por la zona geográfica fiscal de cada persona.
Es un vehículo de ahorro de largoplazo idóneo para el retiro laboral.
¿Cómo elegirlo?

Rodrigo Iñiguez Fernández explica que en el caso de Old Mutual-Skandia la compañía se caracteriza por tener planes flexibles que se adapten a las necesidades de sus clientes. Incluso, comenta, los asesores checan el nivel de endeudamiento para hacer un mejor presupuesto que genere la cantidad que deberá ahorrar.

Indica que ello se hace con el objetivo de que el cliente pueda hacer la aportación de manera regular, sin que ello afecte otros compromisos monetarios y también se busca que sea constante.

En el caso de esta firma, la aportación puede ser desde los 1,000 pesos mensuales para acceder a un plan personal de retiro.

Por su parte, Moisés Pérez asegura que la diferencia entre un plan u otro será la asesoría. Los agentes deberán de llevar de la mano por todo el proceso de inversión a los clientes y aún después de que se genere el contrato deberán estar pendientes de cualquier duda del inversionista.

En el caso de Invex y su plan de retiro personal, la asesoría se ha convertido en el pilar de la relación inversionista-banco.

En temas como éste siempre es necesario tener cerca a tu asesor, finaliza el especialista en ahorro para el retiro.

Fuente: eleconomista.com

Como gastar menos 
de lo que ganamos

ahorrarPor: Luis R. Arana Chacon

¿Considera que los últimos días de la quincena son los más difíciles? ¿Por más que se propone ahorrar e invertir no consigue hacerlo? ¿Tiene idea de en qué gasta su dinero y cuál sería la mejor forma de aprovecharlo? Si respondió sí a varias preguntas debería poner mayor atención a la forma en que hace uso de sus recursos; lo podría hacer siguiendo estos sencillos consejos:

Algunos consejos prácticos para mejorar nuestras finanzas personales:

1. Lleve un registro. Si no sabe en qué gasta su dinero, no podrá saber a cuánto ascienden sus gastos. Durante un mes anote TODO lo que gaste y en qué, desde las propinas, lavado de carro, comida fuera, el súper, el café, los cigarros, la gasolina. Es importante incluir además los gastos mensuales, como renta, luz, agua, Internet, teléfono y los pagos a las tarjetas de crédito (incluyendo los meses sin intereses). Al final, podrá darse cuenta exactamente de cuánto ingresa y cuánto gasta.

2. Realice una evaluación general. Si el resultado fue que gasta más de lo que gana, rápidamente podrá darse cuenta del monto excedente que NO tiene y que está gastando con dinero que no es suyo (tarjetas, créditos, etcétera), lo que a la larga podría perjudicarlo y endeudarlo más.

3. Genere una evaluación particular. Es importante analizar fríamente cada rubro de forma independiente, de esta manera podrá darse cuenta de cuáles son aquellos que lo hacen gastar un mayor porcentaje. Asígnele a cada uno una prioridad, empezando por los que no puede eliminar y dejando al final aquellos que no son relevantes ni importantes. Por último, determine aquellos gastos que son indispensables para usted, sin los cuales no pueda vivir, déjelos, todos los demás elimínelos de inmediato.

4. Establezca metas y objetivos alcanzables. Sabemos que quiere gastar menos, incluso ahorrar, digamos que esa es la meta general. Pero, ¿Cuánto menos? ¿Para qué? ¿Durante cuánto tiempo? La respuesta a estas preguntas determinará la estrategia a seguir.

Visualice sus metas y objetivos de ahorro en distintos horizontes. Largo plazo: pudiera ser establecer un fondo de ahorro para el retiro. Mediano plazo: podría enfocarse en pagar las deudas de tus tarjetas o liquidar algún crédito. Corto plazo: pudiera ser el viaje que hará en los siguientes meses.

Una vez que eliminó los gastos inútiles, analice cuánto puede reducir en algún otro gasto que no sea tan indispensable y si es así redúzcalo. Ahora que ya tiene claro el monto real para ahorrar, distribúyalo entre tus metas y objetivos, le sugiero empezar por aquellos gastos que tienen un interés financiero que incrementa su deuda, de esta manera, al terminar de pagarlo, tendrá un poco más para destinarlo al siguiente.

5. Tiene que evitar las tentaciones. Todos tenemos cosas que nos disparan el deseo de comprar y gastar. Es importante conocer muy bien cuáles son y tratar de evitarlas a toda costa. En un inicio puede ser difícil, pero con constancia y dedicación puede alcanzarlo. Recuerde siempre tener muy clara la meta y el objetivo final, de esta manera no se desviarás. Es un hecho que no podemos tener todo al mismo tiempo. Pero con planeación y determinación seguramente podemos tenerlo todo.

6. Gaste bien. Ésta es una parte importante a la hora de gastar menos. Cada peso que gastamos es un peso menos en nuestra bolsa, así que nos conviene invertir unos segundos más en pensar cómo y en qué gastamos; de esta forma tendremos la certeza de haber realizado un gasto bien hecho.

Fuente: eleconomista.com.mx

Domina los números y toma una buena decisión

prestamos-y-creditos-hipotecariosPor: Daniel Chávarri

¿ Estás a punto de tomar la decisión de comprar una casa y tomar un crédito hipotecario pero no sabes si estás en buen momento para ello?

Antes de tomar una decisión “en frío”, y que luego te provoque arrepentimiento (o te meta en problemas financieros), es importante que conozcas ciertos números.

Aquí te simplificamos la existencia y te recomendamos dominar los siguientes números:

  • ¿Cuánto te costará exactamente si tomas la decisión de comprar?

Debes conocer la mensualidad total, integral, de tu crédito hipotecario. A veces los bancos te darán una mensualidad a la que le falta agregar los seguros o comisiones. También debes calcular:

    • Pago del mantenimiento del edificio o del desarrollo (en algunos casos no aplica).
    • Costo del predial.
  • Tu ingreso neto y tu ingreso bruto: Aunque parezca extraño, pero con cierta frecuencia nos topamos con alguien que no sabe realmente cuánto gana. Debes saber tu sueldo bruto (antes de impuestos) y tu sueldo neto (después de las deducciones).

Nota muy importante: en el caso de comisionistas, profesionistas independientes o dueños de negocio, se sugiere realizar un promedio conservador. Suma los ingresos de un año (de forma conservadora) y divide entre 12.

  • Tus compromisos mensuales en buró (Pasivos): ¿Cuánto es el pago mínimo que te exigen los bancos cada mes?

En este punto no te preocupes tanto por el saldo de todo lo que debes (aunque obviamente es bueno tenerlo controlado). Lo relevante por ahora es que sumes todos tus pagos mínimos mensuales. Contempla pagos de otras hipotecas, automóviles, tarjetas de crédito, tarjetas departamentales, préstamos de nómina.

Nota: solo toma en cuenta los créditos en este punto (no colegiaturas, diversión y otros conceptos).

  • Relación Pasivos / Ingresos:  Regresamos al salón de clases y aplicamos el álgebra como cuando estudiábamos. Haz la siguiente operación

(Pagos mínimos mensuales mensualidad que pretendes pagar en tu crédito hipotecario) * 100 /

 Ingresos Brutos

    • Si el resultado es igual o menor a 35%:  ¡Felicidades! Estás en una muy buena posición para comprar.
    • Si el resultado es entre 36% y 50%:  Quizá sí puedas comprar pero tómalo con precaución.  Existe la posibilidad de que el banco sí te apruebe tu crédito, pero lo importante es que tú debes sentirte cómodo. Te sugerimos bajar otros pagos para que tus finanzas no se vean comprometidas a mediano o largo plazo.
    • Si el resultado es mayor a 50%: No es recomendable tomar ese crédito hipotecario. Tal vez te convenga bajar algunas deudas antes de ello, o bien, analizar un crédito de menor cantidad.
  • También debes tomar en cuenta tus compromisos mensuales fuera de buró. Aunque el cálculo anterior no contempla los pagos que realizas por colegiaturas, despensa y otros gastos similares, te recomendamos tener claro tu presupuesto mensual. Aunque la fórmula de arriba te permite saber si es viable una aprobación de crédito, el objetivo en ningún caso es que mermes tu calidad de vida.
  • Frecuencia con que pretendes dar pagos adelantados: te permite visualizar tu tabla de amortización y el plazo en que puedes terminar de pagar tu crédito (te hará muy feliz observar que esos pagos adelantados tienen un impacto en el costo total de tu crédito, resultará mucho más barato si lo haces).

Fuente: finanz.com.mx

7 consejos para cuidar tu bolsillo

Todo individuo tiene necesidades básicas, como alimento, vivienda y vestido. Asimismo, también es válido hacerse de algunos lujos.

Es por eso que Caja Popular ofrece siete consejos con el objetivo de que usted cuide e incremente su patrimonio.

Ahorre una décima parte de su ingreso. Una parte de lo que gana es suyo y lo debe conservar. Destine una moneda al ahorro por cada 10 monedas recibidas.

Controle sus gastos. Seguramente se preguntará: ¿cómo podrá alguien ahorrar la décima parte de sus ingresos? La respuesta es sencilla, observe sus hábitos de compra, se sorprenderá al descubrir que la mayoría de los gastos que considera como básicos los puede reducir o incluso eliminar.

Asesórese sobre dónde ahorrar. Siempre solicite asesoría sobre dónde ahorrar su dinero a alguien que tenga conocimiento y experiencia sobre el tema.

Reinvierta sus ganancias. Haga que su dinero trabaje para usted. No consuma los beneficios de su ahorro y comience a invertir.

Proteja su patrimonio de cualquier pérdida. La consecuencia de correr cualquier riesgo es perderlo todo, por lo que es importante que cuide donde deposita sus ahorros, además de contratar un ahorro para proteger lo que más quiere: su familia.

Haga de su casa una inversión rentable. Su familia no puede disfrutar plenamente de su vida, si no posee una casa propia en donde pueda establecer un verdadero hogar. Destine una parte de su sueldo para pagar puntualmente su casa; si ya terminó de pagarla, realice en ella las mejorías que crea convenientes para mantenerla siempre en óptimas condiciones.

Asegure ingresos para el futuro. La sabiduría nos enseña que debe prepararse en la juventud, durante los días de su verano, para cuando llegue el otoño y el invierno de su existencia. En caso de que el día de hoy se retirara de la vida laboral, la pregunta sería: ¿por cuánto tiempo subsistiría?

Fuente: eleconomista.com.mx