La arquitectura en búsqueda del hogar ideal

La verticalidad, la diversidad tipológica y el espacio público, ejes de los nuevos proyectos arquitectónicos.

POR Jessica Zermeño

CIUDAD DE MÉXICO — Para 2030, 40% de la población mundial, es decir 3,000 millones de personas, requerirá una vivienda digna, mientras que hoy América Latina necesita alrededor de 42 millones de unidades al año, estima UN Habitat. En México, tan sólo en el Distrito Federal la demanda está calculada en 48,000 casas al año, más de la mitad de lo que se construye, según la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi).

A lo anterior se suma la proliferación de zonas marginales que, de acuerdo con UN Habitat, son más de 110 millones en América Latina y evidencian “una mala planeación urbana y un mal funcionamiento del sector vivienda”.

Ante ese panorama, los arquitectos reconocen la falta de propuestas arquitectónicas de vivienda social que respondan a los actuales ritmos de vida de la población, pero estiman que este es un buen momento para proponer nuevos diseños, y algunos ya comienzan a ver la luz.

La arquitectura debe resarcir el daño al tejido familiar y social, causado por los proyectos de vivienda construidos lejos de los centros de trabajo y sin los servicios suficientes, expresa la arquitecta Sara Topelson, exsubsecretaria de Desarrollo Urbano de la Secretaría de Desarrollo Social.

La también titular del Centro de Investigación y Documentación de la Casa menciona que “ha habido una ausencia real de los arquitectos en la vivienda social”, pero sí ha habido propuestas eficientes, y lo que ahora se requiere es un modelo “intraurbano, vertical… algunos proyectos ya cambian eso, lo que es plausible”, agrega.

Obras revisa aquí tres proyectos que desde diversas trincheras buscan ser una solución a esa enorme necesidad que plantea el futuro en puerta.

RENDER: Cortesía Vivo Ritco

La clave, convencer al desarrollador

Sus creadores lo definen como un nuevo tipo de vivienda urbana sustentable. Este desarrollo, realizado por Arquitectura 911sc para Consorcio ARA, en Iztapalapa, DF, es-tá compuesto por 621 casas en edificios de cuatro plantas, lo que promueve, de acuerdo con sus hacedores, las construcciones verticales, es decir, la densidad, y revitaliza el espacio público. Su comercialización está prevista para finales de este año.

El arquitecto Jose Castillo, socio de Arquitectura 911, explica que para realizar este tipo de proyecto lo primordial fue convencer a la desarrolladora de la ubicación y las características imprescindibles.

El despacho arquitectónico tiene una agenda clara en materia de vivienda social: no saturar las plantas bajas con estacionamientos, sino mandar los autos a un medio sótano, y en su lugar construir espacios públicos o patios para incentivar la vida social.

Jose Castillo también subraya la búsqueda de innovar en la tipología de los departamentos, “hacer muchos diferentes y lograr el uso mixto de los espacios, para colocar pequeños comercios en los mismos proyectos”.

El despacho fue copartícipe, junto con el desarrollador, en la decisión de dónde comprar el terreno para la construcción del complejo habitacional. Se buscó que estuviera cercano a, por lo menos, un tipo de transporte masivo; está a unos pa-sos del metrobús Tepalcates y del metro Canal de San Juan, y a una cuadra de la calzada Zaragoza.

“Logramos tener una densidad habitacional muy atractiva dentro de la ciudad, unas 500 casas por hectárea, en edificios no tan altos, pues sólo son cuatro y cinco niveles, con patios de casi 16 x 30 m”.

El arquitecto Castillo está convencido de que ese modelo puede funcionar en otras ciudades y “es el futuro”.

Da algunas explicaciones de por qué estos proyectos tienen éxito: las personas prefieren invertir más en una vivienda que esté dentro de la ciudad, pues reducen considerablemente el tiempo de traslados.

Por esa razón, Arquitectura 911sc estima que en 2015 ya habrá construido alrededor de 2,000 casas con esas características. Ya tiene dos proyectos más en puerta: uno en la colonia Doctores y otro en Atlampa.

“Ya no hay pasos para atrás. Ya no podemos seguir construyendo lejos de los centros de trabajo. Todos, arquitectos y desarrolladores tenemos que estar conscientes de eso”, expresa.

Cortesía Tec de Monterrey

Nuevas dinámicas 

Los jóvenes se han enfocado en los cambios de las dinámicas familiares y han diseñado espacios conforme a esas transformaciones.

Un ejemplo son los tres proyectos elaborados en 2013 por estudiantes de la carrera de arquitectura del Tec de Monterrey, para el Instituto de Vivienda del Distrito Federal (Invi), en desarrollos ubicados en Iztapalapa, Miguel Hidalgo y Venustiano Carranza.

En esos diseños contemplan la creación de vivienda vertical con departamentos de máximo 60 m2.

Mauricio Martínez, profesor de arquitectura del Tec y coordinador académico de esa colaboración, sostiene que el Invi aprobó los proyectos porque eran innovadores y viables, pues aunque había mejoras arquitectónicas su costo no se disparó.

La dinámica familiar ha cambiado en cuestión de espacios, menciona el catedrático. Por ejemplo, dice, el comedor ya no se usa. Todos trabajan, llegan en la noche y comen en la cocina o viendo la televisión. Entonces, “propusimos a la gente del Invi que en lugar de comedor, para crecer el espacio, se hiciera una barra adicional a la cocina”.

Lo anterior les permitió tener recámaras de 3 x 3 m, cuando el reglamento pide mínimo 2 x 2 m. “Es un gran avance”, considera Mauricio Martínez.

Definieron que la entrada sería por la estancia, para darle privacidad a las recámaras. También incluyeron calentadores solares de agua, tratamiento pluvial, muros verdes y más cajones de estacio-
namiento de lo que indica la normativa.

Las fachadas y los acabados interiores requerirán cero mantenimiento por el tipo de materiales seleccionados. “Nos dicen que las fachadas que queremos parecen de la Del Valle o la Nápoles, pero no por ser vivienda social tiene que ser más fea”, expresa el arquitecto.

Estos proyectos ya tienen la aprobación del Invi y comenzarán a construirse antes de que finalice 2014, asegura Mauricio Martínez.

Áreas públicas 

Otros proyectos se han enfocado en los espacios exteriores, bajo el entendido de que hacer vivienda es hacer ciudad, como el concebido por los arquitectos Perla Posada Vique, Guadalupe Riesgo Guadarrama y Gabriel Sergio López Marsana, de la Universidad Autónoma de Morelos.

Su propuesta es la revitalización de Ahuatlán Sur, complejo construido por Casas Geo en 2003 en el norte de Cuernavaca, uno de los primeros de vivienda masi-
va creado por las desarrolladoras en la entidad, pero con severas carencias.

Aunque su proyecto aún no tiene luz verde, obtuvo el primer lugar a escala nacional en el Urban Revitalization of Mass Housing de las Naciones Unidas, por las innovaciones que propone en materia de espacios públicos. Pero aún espera financiamiento para materializarse.

Posada Vique explica que su trabajo consistió no en la renovación arquitectónica de las viviendas en sí, sino de los espacios públicos que comparten esas viviendas, con el fin de mejorar la calidad de vida de los habitantes de la unidad, compuesta por más de 2,000 casas.

“La infraestructura está en muy malas condiciones. Los escurrimientos de agua en las banquetas no te permiten caminar por las aceras y solamente hay una ruta de transporte público”, dice la arquitecta.

La propuesta consiste en revitalizar la vialidad a través de diferentes puentes e introducir nuevas rutas de transporte público, además de construir paraderos y ciclovías.

También contempla el impulso al tianguis local, la construcción de nuevos drenajes y la revitalización de los que ya están, el mejoramiento de los pavimentos, la construcción de rampas para personas con discapacidad y el fomento a los andadores populares.

“Si de verdad podemos crear nuevas viviendas populares regidas por esto (espacios públicos) durante este sexenio, las dinámicas de nuestras ciudades cambiarán considerablemente”, estima la arquitecta Perla Posada Vique.

Las reglas en contra

Para algunos arquitectos hay un gran impedimento legal para desarrollar nuevos diseños de vivienda social: la normatividad vigente, pues limita demasiado las características de los nuevos proyectos.

Javier Sánchez, arquitecto fundador de JSª Arquitectura y autor del libro La vivienda social en México, piensa que una de las primeras acciones para dar un viraje al tipo de vivienda popular es cambiar las normas locales que rigen las características que éstas debene tener en las ciudades, empezando por la Norma 26 de la Ciudad de México (Norma de Ordenación 26, de la Ley de Desarrollo Urbano del Distrito Federal ), que en teoría busca “incentivar la Producción de Vivienda Sustentable, de Interés Social y Popular”.

Desde su visión, y en coincidencia con la arquitecta Sara Topelson, titular del Centro de Investigación y Documentación de la Casa, las nuevas reglas deben impulsar la vivienda dentro de los núcleos urbanos, cerca de los centros de trabajo. “Debe haber normas nuevas para que exista la vivienda vertical que quiere el gobierno federal, y más dentro de las ciudades. Cuando eso quede cubierto podemos empezar a hablar de cambios en la arquitectura. Mientras, nada es viable”, expresa Sánchez.

El arquitecto explica que “los desarrolladores en el centro de la ciudad requieren terrenos grandes; es muy complicado para ellos hacer proyectos chicos. Prefieren una economía de escala y es entendible”, porque “no hay realmente un incentivo para hacer proyectos pequeños en la ciudad,
y esa sería la solución”.

El arquitecto Ulises Zúñiga, de Taller Veinticuatro, y quien ha desarrollado un proyecto arquitectónico que consiste en cambios sustanciales en la legislación de la Ciudad de México para generar transformaciones en el modo de hacer vivienda social, asegura que debe incentivarse el uso mixto de la vivienda, como oficina o fábrica a la vez, por ejemplo, y propone un cambio en las normas de los estacionamientos, para mejorar los espacios de convivencia.

“La legislación actual exige una cantidad muy alta de coches por vivienda, que más o menos equivale a 30 o 40% del área vendible. Nuestra propuesta es eliminar gran parte de los estacionamientos y utilizar esa área para espacios públicos, áreas comerciales o departamentos más grandes”, precisa Zúñiga.

Taller Veinticuatro propone que el estilo arquitectónico de los conjuntos de vivienda social no sea uniforme, para que exista una identidad diferenciada y se permitan adecuaciones familiares a las viviendas.

“Lo que proponemos es un estilo libre, que los edificios sean del tipo que quieran, que no haya una restricción en cuanto a la manera en que se vean; entendemos que la diversidad de la ciudad está también en la diversidad de sus fachadas, no en 2,000 o 3,000 viviendas iguales”, argumenta Zúñiga.

*Fuente: Obras web

Urbanismo: Primera ciudad flotante autosuficiente del mundo

El Instituto Seasteading tiene el objetivo de poner en marcha la primera ciudad flotante del mundo para el año 2020. El proyecto Floating City se fija para tener autonomía política, aunque el concepto implica una relación integrada con un “país anfitrión”. 

La comunidad flotante auto suficiente está planeada para tener residencias, turismo, acuicultura, un parque de negocios, un instituto de investigación, y una planta de energía para vender la energía y el agua limpia de nuevo a la nación anfitriona.

El Concurso de diseño arquitectónico del instituto cerró el 1 de junio y ahora el equipo de desarrollo ha anunciado que el proyecto Floating City se ha graduado de la Fase II. La primera fase consistió en un informe de viabilidad, crowdfunding $27.000 hacia el diseño, e identificando clientes potenciales. El equipo también ha explorado varios diseños diferentes, incluidos los de la empresa de diseño acuática holandesa DeltaSync y otras alternativas. La visión de DeltaSync fue seleccionada como la opción más viable, que se compone de plataformas modulares, ya sea en cuadrados o pentágonos. De acuerdo con el concepto, las plataformas flotantes pueden ser conectadas y dispuestas en numerosas estructuras ramificadas. El diseño actual de la ciudad flotante queda para ser vista, siguiendo el inminente anuncio del ganador del concurso de diseño.

20345-1
El equipo ahora está considerando posibles ubicaciones para la comunidad flotante, y cerró el 2014 mediante la adopción de un grupo de arquitectos e ingenieros a un “lugar desconocido” para la investigación. No se han realizado declaraciones públicas sobre el futuro de la ciudad, donde puede llegar a ser construida, o qué nación se convertirá en su “anfitrión”.

Avanzando en la Fase II traerá nuevos desafíos, pero los partidarios están empujando hacia adelante. El equipo ha llevado a cabo una amplia investigación sobre el proyecto que hasta el momento, incluyendo la identificación de “residentes potenciales de 67 países y muchos niveles de ingresos [que] proporcionan una amplia retroalimentación”, según el sitio web de la compañía, lo que parece indicar un fuerte respaldo público para este esfuerzo único.

*Fuente: Arq.com.mx

A Peek Inside Chad Oppenheim’s $5.9 Million ‘Bora Bora’ Stunner

Chad Oppenheim’s newest single-family creation—a magnificent two-story abode spanning 7,500 square feet in Miami, Florida—has just hit the market for $5.9 million.

Copy of main_entrance_20140903_final

Situated along the Atlantic, the stunning home features six en-suite bedrooms, eight full baths and two half-baths, and a guest wing, along with two powder rooms and separate staff quarters.

Bora Bora Chad Oppenheim

The main level is dedicated to a formal dining room, bar, and lounge with 180-degree views of the garden; an open-plan entertainment space; reading den; movie lounge; formal living room; media room; and play area, plus a private office with an en-suite bath.

Exclusive marketed by Douglas Elliman’s Alexander Team, Bora Bora encourages seamless indoor-outdoor living; outside rests an outdoor kitchen deck, an ocean-view sun terrace, and a lap pool and hot tub, all surrounded by lush flora. A tropical garden with water flowing through the residence creates a tranquil atmosphere inside and out. A staircase suspended over the gentle stream leads to the second floor, which showcases the master suite—complete with a balcony overlooking the pool—plus an exercise area with a meditation terrace, and several guest rooms.

Constructed out of concrete, the vine-adorned “smart” residence boasts an exterior facade finished in smooth white stucco, with details including impact-resistant windows, storm shutters, stacked stonewall, wooden slats, and oolite stone.

Copy of backyard_corner_20140903_final

“The design of the house was inspired by the architecture that sits on water in Bora Bora and the way the water goes around these pavilions and into the house,” said Jacob Abramson, director of operations at Miami Golden, LLC, the project’s developer. “There are multiple levels of outdoor space connecting to the luscious landscape. It’s a tropical experience, like a private resort in the elegant community of Golden Beach, which has become the neighborhood of choice for people seeking a peaceful oasis within easy reach of Miami’s urban lifestyle.”

Oppenheim Bora Bora

Bora Bora is sited in the elegant enclave of Golden Beach, home to a smattering of A-listers includingTommy Hilfiger, Eric Clapton, Bill Gates, Paul Newman, and Ricky Martin.

Fuente: hauteresidence.com

Vivienda ultra-eficiente en Park City, Utah

19865

La casa cumbre se encuentra ubicada en las colinas de Park City, Utah; diseñada por el arquitecto Chris Price, de Park City Design + Build. Con la intención de obtener la huella energética más pequeña posible, Price construyó la vivienda según los establecidos rigurosos estándares de viviendas residenciales del estado.

Colocada en una parcela con una pendiente empinada de 45 grados, era necesario aprovechar al máximo las vistas limitadas que van desde áreas pequeñas con muchos árboles, hasta las vistas panorámicas de la cordillera Uinta al este. La elaboración y diseño de ventilación fueron cruciales en el intento de retener los estándares de desempeño.

La casa de 2,300 pies cuadrados tiene un sistema de calefacción por irradiación con un sistema de recuperación de calor por ventilación. Los paneles triples de vidrio de las ventanas tipo zola con origen en Colorado fueron utilizados para asegurar que la pérdida de calor sea prácticamente inexistente. Además, la ‘casa cumbre’ cuenta con muros gruesos de 16 pulgadas, cuatro dormitorios, y está revestido con planchas de acero laminadas en caliente

Fuente: arq.com.mx

Firma Gerencia RED

Pitsou Kedem: Casa de pantallas perforadas

19854-7

Estas pantallas de acero degradado emiten patrones de tablero de damas usando la luz solar y la sombra a través de las superficies internas de esta vivienda cerca de Tel Aviv, por el arquitecto israelí Pitsou Kedem.

La propiedad fue diseñada por Pitsou Kedem Architects para una parcela situada en el barrio de Savyon, 20 kilómetros al este del centro de Tel Aviv.

El volumen principal del edificio es una cáscara de hormigón que se extiende alrededor de un patio, pero que también enmarca las grandes superficies acristaladas o aberturas que contienen las pantallas metálicas reticulares.

Estas superficies transparentes tienen varios propósitos: controlar de la cantidad de luz que entra en el edificio, limitando las vistas desde fuera, y ayudar a delimitar las fronteras entre diferentes espacios internos y externos.

“La capa de acero temperado es visto de lejos como bidimensional pero, en efecto, tiene volumen y puede ser experimentado casi como una escultura u obra de arte, y no sólo en términos de su función como parte de la estructura del edificio “, afirma el estudio.

19854-1

Un patio marca la entrada a la casa y está protegido por dos lados por muros altos de hormigón. En la primera planta, el hormigón enmarca la pantalla de metal, que se extiende a lo largo de la parte delantera del edificio y se envuelve alrededor de la esquina para proteger un dormitorio.

Otro patio en el otro extremo de la casa crea una zona de transición entre la sala de estar y la piscina. Esto también se convierte en un alfombrado de patrón de luz solar moteada cuando se filtra a través de las pantallas que lo flanquean en dos lados.

El título del proyecto, In Praise of Shadows (Elogio de las Sombras), hace referencia a la importancia que los diseñadores colocaron sobre la relación entre la casa y el sol. La orientación del sol ayudó a determinar varios factores clave, como la posición de los muros y el programa interno.

La elección de materias primas simples, incluyendo hormigón expuesto, tiene la intención de mejorar las propiedades “monásticas” e “inanimadas” de estas superficies.

“Los tonos y las sombras en movimiento a través de las superficies del edificio crean un drama dinámico que hace que toda la masa parezca estar viva y llena de movimiento”, añadió el estudio.

El cambio de ángulo y el brillo del sol afectan el tono del concreto, del acero temperado y la madera utilizada en todos los espacios externos e internos.

Una partición que comprende estanterías abiertas escalonadas y unidades sólidas de almacenamiento sólido separa el comedor de un estudio con muros de vidrio en la planta baja, evocando los paneles metálicos empleados alrededor del exterior.

Un sistema de estanterías parecido se alinea a un lado de una mezzanina o altillo encima de la sala de estar principal y permite que la luz se filtre a través tanto de este lado como del lado que da a la terraza delantera.

Los muros de vidrio mejoran la sensación al aire libre de la planta baja, donde los residentes pueden mirar a la piscina desde el salón y la cocina.

El acristalamiento también rodea pequeños jardines del patio. Uno está colocado al lado de la escalera principal, que contiene un árbol que parte desde el nivel del sótano.
En los espacios de la primera planta, tales como el dormitorio principal, el patrón de luces y sombras proyectado por la pantalla de metal perforado fuera del muro de cristal evoca el efecto de filtrado de luz moteada a través de los árboles cercanos.

Fuente: arq.com.mx

Casa prefabricada: puede producir más energía de la que consume

19832

El especialista en edificios modulares ArchiBlox ha presentado su prototipo de una vivienda compacta carbono-positiva, con “muros de jardín comestible”, un solarium y un techo de pasto aislante.

Descrito por ArchiBlox como la primera casa prefabricada carbono-positiva del mundo, la vivienda Archi + Carbono Positiva está diseñada para producir más energía que su consumo – y a lo largo de su vida útil se espera que ofrezca los mismos beneficios ambientales que 6,095 árboles nativos australianos.

“Las casas Archi+ Carbono Positivas harán contribuciones significativas a la sociedad, abordando los crecientes niveles de emisiones de carbono y los altos niveles de energía incorporada que vienen con la construcción de una vivienda estándar”, indicó la compañía.

“Estos hogares le darán a nuestros clientes la oportunidad de librarse de líneas de vida modernas en una casa que se ha desarrollado gracias a la colaboración de diversas sensibilidades de diseño y nuevas tecnologías con empresas de ideas afines”, dijeron los arquitectos.

El prototipo de una sola planta se ha instalado en el City Square de Melbourne. Detrás de la fachada acristalada, una terraza solarium ocupa todo el ancho del edificio, creando una zona de amortiguación entre el exterior y las salas de estar.

Diseñado hacia el norte, esta sala crea una bolsa de aire caliente que ayuda a aislar el interior durante los meses fríos de invierno, pero también protegerá las principales espacios vitales a partir de la dura luz solar en verano. ArchiBlox lo llama el “pulmón de la casa”.

En la parte trasera del espacio, un muro está cubierto de macetas que los residentes pueden utilizar para hacer crecer sus propias hierbas y verduras.

Las plantas herbáceas cubren el techo del edificio, ofreciendo una capa de aislamiento. ArchiBlox también especificó la adición de tubos frescos soterrados, diseñados para crear una ventilación de flujo cruzado al extraer el aire por el suelo en el lado sur de la casa y emitiéndolo a través de las ventanas del triforio orientadas al norte.

Las espacios vitales han sido organizados para ser lo más compactos posibles. Una combinación de sala de estar, un comedor y una cocina se asientan en un lado, mientras que un muro de armarios hace de pantalla para un dormitorio con un baño contiguo.

“Un inteligente uso de la carpintería y aberturas de altura completa permiten un espacio de flujo libre y una generosa área”, dijo ArchiBlox.

Fuente: arq.com.mx

Firma Gerencia RED

Inside Supermodel Molly Sims’ Beverly Hills Home

Molly Sims recently told Lonny that she’d rather “buy a couch than a dress.”

5qwMrXcMKK8x

In the magazine’s profile of the famed supermodel, Sims describes her longtime love for design and her honing of a personal style she calls “a good balance between eclectic and conservative.”

GzN6b4xtvzYx

Sims and her husband Scott Stuber live in a colonial-style home in Beverly Hills, California, which Sims redecorated with help from interior designer Kishani Perera. Notable design choices includeChristopher Farr drapery, vases by En Soie, and tie-dye pillows by Perera, as well as baby furniture and accessories from 3 Sprouts, Aden + Ananis, and Rikshaw Designs. The couples boasts an impressive art collection that ranges from Slim Aarons photography to prints by Damien Hirst.

dSVvcLrrD87x

In addition to her California home, Sims has properties in Paris, Cabo San Lucas, the Hamptons, and Manhattan. “When I bought my apartment in New York, I couldn’t afford it, but I’ve never been able to afford anything I’ve bought,” the  author of the Everyday Supermodel told Lonny.

AgyIX8-eQNnx

As far as her property collection goes, Sims is not quite through. She is quoted as saying that she and Stuber are “never done” buying homes, so we suspect that she’ll be adding to her cache of real estate gems once again very soon.

jyL5gdCWbdMx

 

Fuente: hauteresidence.com