Añade color a tu casa sin pintar paredes

07 de Marzo del 2013 | Editorial Metroscubicos| María Guadalupe Sandoval Meza

¿El casero te prohibe pintar los muros o tienes planeado mudarte pronto y no tiene caso que lo hagas? Aplica estas alternativas para amantes del color y logra un ambiente colorido, vibrante y totalmente personalizado sin usar la brocha.

En la cocina. No te conformes con una cocina aburrida y sosa solo porque rentas y no puedes hacer grandes cambios. Pinta de azul o verde un set de jardín (de mimbre o bambú), coloca un mantel de tonos vibrantes sobre la mesa y cuelga un colorido marco en la pared.

Si tienes un mostrador o una barra, añade algunos bancos de color o agrega cojines a los que ya tienes. Sé consistente con el color y elige toallas y guantes de cocina o incluso sartenes y tazas que combinen.

En la sala. Las almohadas son la forma más fácil de dar color y puedes intercambiarlas cada vez que quieras.  Un sofá en tono neutral (gris, blanco, beige o chocolate) es muy versátil y va perfecto con cualquier cojín que coloques como accesorio. Si quieres un sillón de color, elige un tono sólido en lugar de estampado.

Consejo: Elige un tema (puede ser botánico o floral) para hacer que tu colección, por más ecléctica que sea, combine a la perfección.

Usar una alfombra de colores también es una buena forma de añadir color –y calor- a tu hogar. Si te encanta una alfombra pero es muy costosa, te recomendamos comprarla en un tamaño pequeño y colocarla sobre otra alfombra (más barata) a modo de segunda capa.

Pintar mobiliario viejo de madera, ya sean piezas que has tenido por años o que encontraste en alguna tienda de antigüedades, es un magnífico proyecto personal. Para darle un giro creativo, prueba con pintura pizarra, pintura leche o usa tonos de un solo color para luego agregar detalles (barras o tus diseños favoritos).

Por supuesto, puedes dar color a tus paredes con arte y fotografías vibrantes. De igual forma, puedes hacerlo con tus marcos. Pinta varios de ellos para uniformarlos y cuélgalos como si tu muro fuera una galería.

En el comedor. A veces el comedor se torna un área aburrida e impersonal así que la pintura ejerce un gran impacto en ella. Haz la prueba y añade unas cortinas de tonos brillantes y alegres como el amarillo limón.

Consejo: Si te decides por las cortinas brillantes, usa una alfombra neutral. Si por el contrario,  eliges una alfombra colorida, opta por cortinas neutrales.

En la recámara. Si estás buscando cama, evita derrochar tu dinero en alguna con cabecera tapizada. Toma tu tiempo y ve al fabricante que realmente te guste -esta pieza será el punto focal de la habitación. Otra opción muy útil es el tapiz removible que puedes quitar sin problema antes de que te cambies de casa.

En el baño. Mantén la atención fuera de esos azulejos pasados de moda y el tapete de peluche mullido. Da color a tu baño añadiendo mobiliario colorido como un taburete o un gabinete pequeño.

En el jardín. No importa si tienes un minijardín, siempre puedes llenarlo de color. Usa muebles y tapetes pintorescos, incluso, añadir unas cuantas macetas de tonos vivos puede hacer una gran diferencia.

Como puedes ver, vivir en un sitio rentado no significa que no puedas dar color a tus espacios. La primavera está cerca y es el mejor motivo para ponerte a tono.

Fuente- http://www.metroscubicos.com

Anuncios

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s