Blaxland Riverside Park: Un parque que rompe costumbres

15528-2

En la actualidad, mucha gente lamenta que, a raíz de la aparición, primero de los videojuegos y luego de los teléfonos celulares y tabletas digitales, los niños no suelan jugar al aire libre como sucedía antaño. El uso desmedido de estas nuevas tecnologías, el diseño de las ciudades y la propia arquitectura han hecho que la vida para los infantes sea cada vez más sedentaria.

Esta situación se ha convertido en motivo de preocupación en muchos lugares del mundo, ya que jugar al aire libre conecta a los niños con el mundo, les permite aprender a socializar y tomar decisiones, además de que favorece un mejor desarrollo de los órganos de los sentidos pues los niños aprenden a reconocer distintos ruidos, texturas y colores, y son mucho más creativos al organizar sus propios juegos.

Las ventajas de vivir una niñez al aire libre son muchas, el problema es que en un mundo inundado por los aparatos digitales y en el que las ciudades suelen ser cada vez más hostiles es muy difícil y a veces imposible hacerlo. Debido a lo anterior en diversos países se están fomentando proyectos de parques en los que los infantes puedan desarrollar al máximo sus capacidades físicas y sociales, considerando que esto es sin duda una herramienta para formar mejores individuos.

Un interesante ejemplo de esto es el proyecto denominado como “Blaxland Riverside Park”, ubicado al interior del parque olímpico en la ciudad de Sydney, Australia. Este parque, creado por el despacho JMDdesign es un lugar de juegos y ocio que fue proyectado con el objetivo de expandir las facilidades de recreo del plan maestro de Hargreaves and Associates para Blaxland Riverside Park que forma parte de una cantidad de parques que componen los parques olímpicos de Sídney.

El proyecto de JMDdesign conjuga las dominantes formas de tierra superficies elevadas, pendentes, los recortes y las terrazas para crear un nuevo paisaje que a su vez mantiene el dialogo con su contexto. Una vereda de 200m de largo y 3m de alto con huecos cónicos y rebanadas angulares son el armazón de este terreno de juegos que corre paralelamente al lado de tres terrazas existentes.

15528-5En una superficie que se destaca visualmente por sus múltiples plataformas y elementos fueron integrados toboganes, paredes de escalada, un columpio gigante y otros divertidos juegos como una casa de árbol de doce metros de alto, todo esto para generar un lúdico ambiente en donde los niños puedan desenvolverse plenamente.

En general el proyecto plantea una serie de escenarios que estimulan el movimiento físico y la actividad mental de los infantes: objetos de colores brillantes que se curvan, reducen sus dimensiones y cambian de dirección, montículos, hondonadas y diversos recursos que involucran activamente el cuerpo ya que invitan a escalar, descender, inclinarse, agacharse, etc.

“Blaxland Riverside Park” es una interesante propuesta que suponen una mejor calidad de vida para los pequeños habitantes de la ciudad de Sydney ya que rompe con las costumbres impuestas por la vida cotidiana, mecánica y cómoda, que más que facilitar la vida promueve la pasividad del cuerpo y la enajenación mental de los niños.

Fuente: arq.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s