Sector inmobiliario alerta sobre afectaciones de la Ley Federal de Extinción de Dominio

El riesgo de perder derechos de una propiedad es posible, advierten especialistas.

NEGOCIOS / 19 MARZO 2013 /DANIEL ANGUIANO

Monterrey • Vender, comprar o rentar una casa o cualquier otro bien mueble o inmueble, podría llevar a perder los derechos sobre lo que se negocia o incluso llevar a la cárcel a cualquiera persona de las involucradas en el trato, si la negociación se da con alguien que de alguna forma esté vinculado al crimen.

Aun cuando el único ‘delito’ cometido haya sido el no saber con quién se hace la negociación; por tal motivo, las ‘alertas’ de quienes laboran en el sector inmobiliario están encendidas, puesto que gracias a la Ley Federal de Extinción de Dominio (LFED), perder los derechos sobre una propiedad es posible.

No obstante, en opinión del abogado Gustavo Cerrillo, de la Notaría 37, la legislación difícilmente alcanzaría a los corredores inmobiliarios y agencias de bienes raíces, pues sólo afecta a quienes tienen derechos sobre el inmueble.

“La acción de extinción de dominio se ejercerá, respecto de los bienes a que se refiere el artículo siguiente, aún cuando no se haya determinado la responsabilidad penal en los casos de los delitos previstos en la fracción II del artículo 22 constitucional”, señala la legislación en su Artículo 7.

Los bienes a los que se refiere la legislación son los provenientes del fruto de cualquier actividad ilícita, llámese narcotráfico, trata de personas, secuestro, robo, delitos contra la salud o delincuencia organizada, indica el Artículo 22 constitucional.

Y especifica que son aquellos que sean instrumento, objeto o producto del delito que hayan sido utilizados o destinados a ocultar o mezclar bienes producto del delito; o que sean utilizados para cometer algún acto ilegal, o los intitulados y a nombre de terceros, con evidencia suficiente para determinar que son producto de un crimen.

Dicha ley, que fue expedida durante el mandato del ex Presidente Felipe Calderón en el 2009, es una legislación que busca limitar la fuerza financiera de las organizaciones criminales. Sin embargo, en el camino podría perjudicar a inocentes que vendan, renten o compren cualquier bien a una persona vinculada con el crimen.

La legislación establece que “la acción de extinción de dominio es de carácter real, de contenido patrimonial, y procederá sobre cualquier bien, independientemente de quien lo tenga en su poder, o lo haya adquirido”.

“Pareciera como si esta ley sirviera para afectar, más que para ayudar. Nos han preguntado algunas personas: ‘¿cómo me defiendo contra esta ley?’”, comentó el litigante.

Sin embargo, enfatizó en que las leyes no son creadas para que el ciudadano se tenga que estar protegiendo de ellas, sino al contrario. No obstante, reconoció que esta percepción generalizada de que la legislación ‘daña’ puede venir también de un desconocimiento de la misma.

Qué hacer en caso de…

Asimismo, explicó que en caso de que alguien se vea involucrado en una situación de este tipo, debe considerar que la LFED prevé tres elementos que el dueño de una propiedad debe demostrar en su defensa para no ser afectado en su propiedad.

“Uno, es la procedencia lícita del bien; dos, las actuaciones de buena fe; y tres, que estaba impedido de conocer del uso ilícito o que habiendo teniendo conocimiento notificó a las autoridades o hizo algo para impedirlo”, comentó Cerrillo.

Añadió que este último punto es donde se centra gran parte de la discusión ya que genera una obligación hacia el dueño a revisar lo que el arrendatario hace en su propiedad.

Cómo prevenir

El abogado comentó que para prevenir situaciones de este tipo, lo mejor es asesorarse con un agente de bienes raíces o con algún abogado que tenga conocimiento de la LFED.

“La recomendación es investigar bien a las personas con las que vamos a contratar, darle seguimiento a nuestros inquilinos en caso de arrendamientos y redactar un contrato que prevea y proteja sus derechos como propietario en caso que la autoridad quiera aplicar la ley de extinción en contra de sus bienes”, dijo.

Añadió que para esto es indispensable asistir con asesores inmobiliarios serios y certificados así como Notarios Públicos que tengan conocimientos sobre el tema.

Comentó que además de una “buena investigación” de las personas con quienes se va a tratar, conviene plasmar en diversos contratos cláusulas que limiten el uso o la transmisión de los bienes si están relacionados en forma directa o indirecta con algún hecho ilícito.

“(Esto es) un excelente comienzo para aplicar la Ley de Extinción de Dominio a nuestro favor y poder defender la posición de haber hecho algo para impedir el uso indebido de los bienes”, señaló.

A dónde acudir

Para quien esté pensando en comprar, vender o arrendar una propiedad y no quiera correr riesgos y esté en búsqueda de algún agente inmobiliario serio, puede contactar a la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios, A. C. (AMPI), que cuenta con un catálogo de agencias y agentes inmobiliarios que pueden ayudarle.

Fuente- http://www.milenio.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s