Banca va por el “boom” en vivienda

(Excélsior, 25/02/2013)

Los créditos para compra y edificación de inmuebles son una oportunidad de oro para este sector, aseguran analistas, quienes ven en los bancos un aliado del gobierno federal.

El tren de la vivienda “continuará su marcha”, fueron las palabras del presidente de México, Enrique Peña Nieto, al delinear la política en la materia que ha de seguir la presente administración. Sin embargo, éste podría ser conducido por la banca privada, apuntan especialistas.

Argumentan que las acciones que se tomarán para impulsar la construcción de inmuebles, el financiamiento a los desarrolladores y la creación de esquemas que permitan ampliar el acceso al crédito hipotecario, abren una ventana de oportunidades para el sector bancario.

El Plan Nacional de Vivienda contempla cuatro estrategias fundamentales: mayor coordinación institucional, promover un desarrollo urbano sustentable, reducir el rezago estimado en nueve millones de casas, e impulsar el acceso de vivienda.

De forma concreta, establece que se llevarán a cabo un millón de acciones en materia de vivienda, 500 mil de las cuales corresponderán a casas nuevas y la ampliación de financiamiento al sector militar y policiaco.

“Aunque aciertan al reconocer el rezago que hay en vivienda y la necesidad de reducirlo, la nueva política debe enfatizar qué se va a hacer en áreas fundamentales como el financiamiento a los desarrolladores o el impulso del crédito hipotecario a los sectores de menos recursos. Incluso, deja ver un impulso a la colocación de casas de mayor valor, sectores donde predomina el préstamo bancario”, apuntó Antonio Revah, ex director del Instituto de Vivienda del Distrito Federal.

Para Gene Towle, socio fundador y director de Softec, firma encargada de la medición del mercado inmobiliario, la intención del gobierno es buena.

“Hay que saber como podrían apoyarse de sectores como la banca, cómo podrían mejorar con los recursos para crear inmuebles, y si realmente van a ser accesibles para toda la población, pues en ocasiones al ser de las instituciones financieras se encarece el valor de los casas o edificaciones”, detalló.

Alianzas

Para este año, los recursos destinados por el gobierno federal en materia de subsidios ascienden a cinco mil 700 millones de pesos, y aunque la cifra es menor a los ocho mil millones de pesos del año pasado, la intención es que haya un aliado para que crezca el número de hogares entregados este año a través de las instituciones financieras mexicanas.

“Aunque en 2012 el monto fue mayor que otros años, con la intención de llegar al sector no afiliado, el déficit de recursos podría ser atendido por la banca a través de los financiamientos a desarrolladores, quienes tendrían que construir más de lo que había logrado en los últimos años”, explicó Eduardo Torres Villanueva, analista de BBVA Research.

Según cifras reportadas por la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), con base en los inicios de obra, la construcción de nuevas casas alcanzó apenas 299 mil 810 unidades a noviembre de 2012.

Hipotecas, el combustible

Ante la diversificación de productos en los institutos públicos de financiamiento a la vivienda, el crédito para la adquisición de un inmueble en estos organismos se ha mantenido, aunque ha ganado terreno la banca comercial, marcando una tendencia que podría crecer en los próximos años, según los especialistas.

El Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit) otorgó 426 mil préstamos en 2012, número que podría aumentar este año de seguir una tendencia al alza.

El financiamiento a casas en el Infonavit podría subir, una vez que se concrete el nuevo esquema sobre arrendamiento de vivienda que ya analiza el organismo.

El Fovissste cerró el año pasado con cerca de 64 mil créditos.

El financiamiento hipotecario de la banca privada está concentrado en viviendas tipo medio a residencial plus, y “una vez que se logre la consolidación de la clase media, las posibilidades de crecimiento para el sector serán mayores”, dijo Towle.

No obstante, “antes de financiar la colocación de nuevas casas, debe reducirse el inventario de vivienda que hay en el país, situación que también genera oportunidades de crecimiento en el crédito de la banca·, apuntó Torres Villanueva.

El inventario de vivienda en 2012 asciende a 442 mil 666 casas, cifra 50.8% mayor que la de 2008, según la Conavi.

Los analistas estiman que con el apoyo de la banca comercial se podrían lograr las metas sexenales, y ofrecer a más mexicanos la opción de tener un hogar.

También aseguran que muchas casas abandonadas que pertenecen al Infonavit se podrían vender con crédito bancario.

Apoyos

Éstos son los cuatro ejes principales del Plan Nacional de Vivienda:
– Mayor coordinación institucional

– Promover un desarrollo urbano sustentable.

– Reducir el rezago estimado en nueve millones de casas,

– Impulsar el acceso para todos, de forma concreta a policías y soldados.

Efectos

1.- La nueva administración gubernamental busca que los polícias y soldados se vean beneficiados en vivienda.

2.- Se espera que en los próximos años haya un fuerte resurgimiento de la clase media en el país, que podría ser un cliente de los bancos.

3.- Los desarrolladores buscan financiamiento desde hace varios años, y la banca debería ser este apoyo en 2013.

Fuente: http://www.guiadinmuebles.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s