Ideas originales para un roof garden económico

Modern-Roof-Garden-Designs

Las personas que actualmente no cuentan con un roof garden tienen dos motivos: no tienen un lugar para hacerlo o no tienen presupuesto suficiente.

Para el primer caso no hay mucho que hacer. Sin embargo, en cuestiones económicas, se pueden señalar alternativas para aquellos clientes que tienen el espacio y la disposición.

  1. No cubrir todo con pasto. Sí, el pasto se ve padrísimo. Literal, te llevas el jardín a la terraza o a la azotea, pero el costo se eleva mucho. Si el cliente quiere enverdecer la zona, pueden colocarse franjas de pasto en los perímetros o hacer pequeños caminos. El resto puede dejarse con enladrillado (en los casos que ya esté así la construcción), piso (cerámico o porcelanato) o grava, que además de ser económica y de bajo mantenimiento, da un toque muy zen.

  2. Considerar decks alternativos. En precios, van muy iguales los decks de madera (natural, de ingeniería o ecológica) para exteriores y el metro cuadrado de jardín (considerando todos sus componentes: impermeabilizantes, sustratos, etcétera, hasta llegar a la capa vegetativa). Para opciones naturales económicas pueden considerarse ‘huertos’ caseros en huacales, macetones de piso y/o ‘pisos de madera’ fabricados con material reciclado; como el roof garden que Taller Veinticuatro realizó para el proyecto ‘oficinas en Reforma’, donde adicionalmente la combinación de materiales logra a la vez los propósitos de jardín y de lugar de reunión.

3.  No comprar mobiliario especial para exteriores. Todos los muebles que tienen algún tratamiento para resistir la intemperie son costosos (a menos que sean mesas de plástico de playa). Pueden fabricarse en sitio ‘sillas’ de piedra, de concreto o de madera con acabado rústico. Incluso pueden usarse troncos gruesos cortados en trozos.

4. Hay más materiales aparte de cristal templado. Para barandales, cristal con aluminio y acero es la primera opción por su estética minimalista que combina con todo, pero si se quiere gastar poco, lo mejor es buscar alternativas. Pueden levantarse muros bajos con tabique aparente, poner enredadera sobre malla ciclónica o usar madera de segunda o de tercera. Éstas opciones combinan perfecto con el concepto general de los roof gardens.

5. Pensar más allá de los pergolados. Si la necesidad es cubrir toda o parte del área del sol y la lluvia, los pergolados no son la única respuesta. Las vigas de madera o de acero son muy estéticas, y si se cubren con ‘techo’ de cristal, ya cumplen con su función al 100%. Esta estructura puede elevar el costo. ¿Por qué contemplar toldos de tela o lona? Tal como hacen los restaurantes y demás comercios, éstos pueden desenrrollarse cuando se necesiten e incluso son automatizables, opción que sigue siendo más barata que los pergolados.

Fuente: metroscubicos.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s