9 conceptos básicos que debes conocer en la compra-venta de una vivienda

Un inmueble, ya sea que vayas a comprarlo o a venderlo, es la materialización de años de esfuerzo, trabajo arduo y ahorro constante. Por eso, al momento de poner en venta tu casa o departamento, o si te has decidido a comprar tu primer hogar, hay ciertos conceptos básicos con los que te conviene estar familiarizado para hacer más ágil tu proceso.

  1. Amortización: si para adquirir tu vivienda has optado por un crédito inmobiliario, este término se refiere al monto mensual a cubrir para pagar la deuda adquirida con la entidad emisora del préstamo.
  1. Avalúo: independientemente del lado de la compra-venta en que estés, hacer un avalúo del inmueble te permitirá darte una idea más objetiva del valor real que tiene este en el mercado.
  1. Comisión del agente: una buena estrategia para vender o comprar más fácilmente es contratar el servicio de un agente inmobiliario. Generalmente ellos cobran un porcentaje del monto total por su servicio.
  1. Comisión por apertura: al momento de tramitar un crédito hipotecario, especialmente con las entidades privadas, las instituciones emisoras cobran un cargo por otorgar el crédito.
  1. Escrituración: ya sea que vayas a vender o a comprar la casa o departamento, es muy importante que acudas ante el notario para ceder el título de la propiedad o en su defecto, ponerlo a tu nombre.
  1. Plusvalía: es la ganancia de valor comercial que con el tiempo adquiere el inmueble. Influyen diversos factores para que esto suceda, como lo son la construcción de obras públicas o privadas o la revalorización de una ubicación.
  1. Préstamo hipotecario: debido a que la mayoría de los inmuebles tiene un costo considerable, pagarlos en una sola exhibición es complicado. Por eso hay instituciones que otorgan un préstamo dejando la propiedad como garantía.
  1. Tasa fija: es un tipo de tasa de interés en un préstamo hipotecario, la cual no varía a lo largo del tiempo en que es cubierto el pago de la casa o departamento, independientemente de su duración.
  1. Tasa variable: como su nombre lo indica, la tasa de interés de este tipo de crédito varia con el tiempo, ya sea que aumente o disminuya, dependiendo de los montos de pago. Dependiendo de tu situación económica, te puede convenir una u otra.

Firma Gerencia RED

7 preguntas para tu asesor hipotecario

crdito-casa

¿Estás interesado en conseguir un crédito para comprar casa pero no sabes qué preguntar a tu asesor hipotecario? Aquí lo básico que debes tener en cuenta para evitar dificultades.

1. ¿Cuánto me prestan?

Generalmente, los bancos prestan un monto equivalente a 80 u 85% del valor de la vivienda. Para Luis Fabre Pruneda, vicepresidente técnico de la Condusef, lo ideal es aportar un enganche de por lo menos 20% del precio de la casa. Y es que, mientras más bajo es el enganche, más intereses pagarás al final del crédito, ya que el préstamo es mayor.

2. ¿Qué tasa de interés me cobran?

Los bancos han bajado sus tasas de interés recientemente. Si hoy contratas una tasa fija, ésta no se moverá durante toda la vida del crédito, aun cuando las instituciones suban las tasas en el futuro.

3. ¿Qué CAT tiene el préstamo?

También se tiene que considerar el Costo Anual Total (CAT). Éste es un indicador que te dice cuánto te cuesta el crédito considerando la tasa de interés más las comisiones, cuotas de administración y el pago de seguros asociados (vida, daños o desempleo). Esto te ayudará a decidir entre dos créditos que te ofrecen la misma tasa de interés, pues uno de ellos puede cobrar menos por concepto de comisiones o seguros.

4. ¿La deuda es en pesos, udis o salarios mínimos?

Identificar cuál es la unidad en la que estás adquiriendo el préstamo es básico. Muchas personas se dan cuenta de que, con los años, su deuda, en lugar de disminuir, aumenta pese a que la tasa de interés que contrataron es fija.

Esto se debe, en el caso de las Udis, porque son una unidad que reconoce el aumento de la inflación, es decir, si una persona debe 10 Udis y la Udi vale cuatro pesos, debe 40 pesos; si la Udi sube a 4.2, debe 42 pesos. Esto significa que cuando crece el valor de la Udi, la deuda aumenta.

Algo similar pasa con los créditos en salarios mínimos. La deuda se actualiza cada que aumenta el salario mínimo del Distrito Federal, lo cual ocurre al menos una vez al año.

La conveniencia de contratar créditos en pesos consiste en que el pago mensual queda fijo. Esto da mayor certidumbre al acreditado de cuánto es lo que debe por su casa y cuánto tiene que pagar mensualmente. Si tienes un crédito en Udis o salarios mínimos, pide asesoría a alguna institución financiera para sustituirlo a pesos.

5. ¿A cuántos años es el financiamiento?

Lo ideal es contratar créditos a 15 y no a 20 o 30 años. Mientras mayor sea el plazo, menor es la mensualidad, pero pagarás más intereses en el tiempo.

6. ¿Esquema de pagos fijos o crecientes?

El de pagos crecientes en pesos significa que, al inicio del crédito, la mensualidad es más baja y aumenta con el tiempo. Para algunas personas esto funciona, pues en teoría, la vida laboral inicia con un sueldo bajo que aumentará en el futuro, por lo que poco a poco podrán pagar una mayor mensualidad.
En contraste, la ventaja de los pagos fijos es que “si contratas un crédito que hoy representa 30% de tu ingreso, con el paso del tiempo el pago representará un porcentaje menor, bajo el supuesto de que tus ingresos van en aumento”, ejemplificó Miguel García, director de Crédito Hipotecario de Banamex.

7. ¿Qué comisiones me cobran?

Las instituciones cobran comisión por apertura, costo del estudio socioeconómico y avalúo, sin embargo, ya existen algunas instituciones que no las cobran.

Considera que estos gastos deben sumarse a los honorarios notariales. En conjunto, todos estos gastos pueden representar alrededor de 7% del valor de la casa. Asegúrate de que la institución no cobra comisiones por realizar pagos adelantados.

Fuente: metroscubicos.com