Casa prefabricada: puede producir más energía de la que consume

19832

El especialista en edificios modulares ArchiBlox ha presentado su prototipo de una vivienda compacta carbono-positiva, con “muros de jardín comestible”, un solarium y un techo de pasto aislante.

Descrito por ArchiBlox como la primera casa prefabricada carbono-positiva del mundo, la vivienda Archi + Carbono Positiva está diseñada para producir más energía que su consumo – y a lo largo de su vida útil se espera que ofrezca los mismos beneficios ambientales que 6,095 árboles nativos australianos.

“Las casas Archi+ Carbono Positivas harán contribuciones significativas a la sociedad, abordando los crecientes niveles de emisiones de carbono y los altos niveles de energía incorporada que vienen con la construcción de una vivienda estándar”, indicó la compañía.

“Estos hogares le darán a nuestros clientes la oportunidad de librarse de líneas de vida modernas en una casa que se ha desarrollado gracias a la colaboración de diversas sensibilidades de diseño y nuevas tecnologías con empresas de ideas afines”, dijeron los arquitectos.

El prototipo de una sola planta se ha instalado en el City Square de Melbourne. Detrás de la fachada acristalada, una terraza solarium ocupa todo el ancho del edificio, creando una zona de amortiguación entre el exterior y las salas de estar.

Diseñado hacia el norte, esta sala crea una bolsa de aire caliente que ayuda a aislar el interior durante los meses fríos de invierno, pero también protegerá las principales espacios vitales a partir de la dura luz solar en verano. ArchiBlox lo llama el “pulmón de la casa”.

En la parte trasera del espacio, un muro está cubierto de macetas que los residentes pueden utilizar para hacer crecer sus propias hierbas y verduras.

Las plantas herbáceas cubren el techo del edificio, ofreciendo una capa de aislamiento. ArchiBlox también especificó la adición de tubos frescos soterrados, diseñados para crear una ventilación de flujo cruzado al extraer el aire por el suelo en el lado sur de la casa y emitiéndolo a través de las ventanas del triforio orientadas al norte.

Las espacios vitales han sido organizados para ser lo más compactos posibles. Una combinación de sala de estar, un comedor y una cocina se asientan en un lado, mientras que un muro de armarios hace de pantalla para un dormitorio con un baño contiguo.

“Un inteligente uso de la carpintería y aberturas de altura completa permiten un espacio de flujo libre y una generosa área”, dijo ArchiBlox.

Fuente: arq.com.mx

Firma Gerencia RED

A Peek Inside Eureka Tower’s $20.7 Million Palatial Penthouse

Eureka-Tower

Looking for a home Down Under? The resplendent penthouse atop Melbourne, Australia’s Eureka Tower—which occupies the entire 82nd floor of the gilded address—should be on the top of your short list.

Now on the market for $22 million AUD (around $20.7 million USD), the diamond-shaped luxury pad boasts 360-degree views of the city skyline, ocean, and mountains through floor-to-ceiling windows.

The crown jewel—which touts five bedrooms, five baths, three powder rooms, an executive office, and a home theater—is accessible via a private elevator lobby that houses four lifts in total, and opens to a gleaming white walkway. Equipped with a full smart system that controls the home’s security, climate, and lighting, E82 also comes with five EcoSmart fireplaces; an INOA wine cellar by EuroCave with enough room for 1,300 bottles; a kitchen with a butler’s pantry and Zip HydroTaps, which provides sparkling water on tap; and a second kitchen for the staff.

Originally bought by the Jreissati family as a private dwelling, the penthouse was designed by Fender Katsalidis Architects, alongside interior design architects Molecule Studio and Fitt de Felice. After outfitting the digs with a plethora of luxury details and furnishings—including Italian travertine marble floors and a 20-seat handcrafted dining table—the prominent family put it up for sale immediately after, realizing it no longer suited their needs. That said, the apartment is completely brand new, with no one actually ever having lived in it.

The apartment’s master suite is particularly plush, with direct access not only to the penthouse’s bar, but also to an attached wing that houses a glass-encased Kos spa seemingly floating above the city, situated so far up it’s possible to see helicopters flying below.

Fuente: hauteresidence.com