Cómo hacer un jardín vertical

jardin-vertical

Cristina Guasch

| Editorial Metroscubicos

Seguro ya notaste que los jardines verticales son lo de hoy. ¿Parecen complicados? En absoluto: los jardines verticales o paredes de cultivo no son más que jardines plantados verticalmente en una pared. Se pueden cultivar en casi cualquier tipo de muro, con o sin el uso de suelo, y se pueden colocar tanto en interiores como en exteriores. Y mientras no haya escasez de agua para la pared viviente, no se requiere usar el suelo.

¿Qué puedes sembrar?

Estos jardines te permiten sembrar una gran diversidad de plantas: perennes, comestibles, plantas nativas o tolerantes a la sequía. Lo ideal es utilizar aquellas plantas tropicales que se adaptan a bajos niveles de luz y temperatura constantes. También puedes sembrar plantas de ornato, flores, frutas o verduras.

Generalmente el clima de interiores se caracteriza por una temperatura de alrededor de 20° C y una intensidad de luz y humedad baja. Para estas características de jardines interiores, las mejores plantas son aráceas como Philodendron y Epipremnum, muchas especies de Peperomia y Begonia o diferentes helechos como Nephrolepis y Pteris.

¿Qué necesitas?

Para montar un jardín vertical se necesita una estructura metálica que se puede adquirir en las tiendas de artículos de jardinería, o bien, puedes hacerla tú mismo. Entre la estructura y la pared que elijas para colgarla debe quedar una cierta separación para evitar el exceso de humedad y que circule un poco el aire.

fachada-vegetal-murcia-jardin-vertical-recien-plantado-cobertura-vegetal-atico

Tu creatividad es el límite

Lo divertido de los jardines verticales es que cada pared es un proyecto, tú adaptas el montaje a las características del espacio que tienes disponible. Su éxito reside en lograr un sustrato liviano y rico en materia orgánica, debe contar con muchos nutrientes, porque como el espacio es reducido, las raíces deben tener todos los elementos para alimentar la planta.

Lo más importante en su cuidado es el riego. Hay que recordar en todo momento que el agua se aprovecha de arriba a abajo, por lo cual no hay que saturarlo de líquido para que no pese demasiado, el material del sustrato ayudará a retener la humedad.

Los beneficios

Es importante resaltar los beneficios que las paredes de cultivo tienen para el medio ambiente: limpian el aire de contaminantes, retienen polvos volátiles, mejoran la imagen interior de edificios, reducen el estrés, permiten la producción de vegetales, frutos y hortalizas y también actúan como barrera de aislamiento acústico.

Asimismo, los jardines verticales sirven para separar espacios y volver a la vida edificios ruinosos. Además, se están haciendo cada vez más populares en el interior de los edificios de oficinas, las casas y las tiendas. Sin duda, se trata de una fantástica opción para decorar debido a su gran belleza y sus propiedades naturales.

Guía de compras

Si vas  a emprender tu proyecto, puedes consultar las siguientes opciones:

1. Biozotea: consultoría, diseño e instalación de azoteas verdes y muros. http://www.biozotea.co
2. Diseñamoss México: diseño de muros y cuadros verdes en musgo, diseño floral y talleres. ww.disenamossmexico.com

3.  Entorno Verde: diseño y construcción de roof gardens y muros verdes.

     http://www.entornoverde.com.mx
4. Verdetotal MX: azoteas y muros verdes, captación de agua pluvial y energía solar.

      http://www.verdetotal.mx
5. Zona Verde MX: cursos e implementación de azoteas verdes y muros verticales. http://www.zonaverdemx.com

*Fuente: Editorial Metroscubicos / google images

Casa prefabricada: puede producir más energía de la que consume

19832

El especialista en edificios modulares ArchiBlox ha presentado su prototipo de una vivienda compacta carbono-positiva, con “muros de jardín comestible”, un solarium y un techo de pasto aislante.

Descrito por ArchiBlox como la primera casa prefabricada carbono-positiva del mundo, la vivienda Archi + Carbono Positiva está diseñada para producir más energía que su consumo – y a lo largo de su vida útil se espera que ofrezca los mismos beneficios ambientales que 6,095 árboles nativos australianos.

“Las casas Archi+ Carbono Positivas harán contribuciones significativas a la sociedad, abordando los crecientes niveles de emisiones de carbono y los altos niveles de energía incorporada que vienen con la construcción de una vivienda estándar”, indicó la compañía.

“Estos hogares le darán a nuestros clientes la oportunidad de librarse de líneas de vida modernas en una casa que se ha desarrollado gracias a la colaboración de diversas sensibilidades de diseño y nuevas tecnologías con empresas de ideas afines”, dijeron los arquitectos.

El prototipo de una sola planta se ha instalado en el City Square de Melbourne. Detrás de la fachada acristalada, una terraza solarium ocupa todo el ancho del edificio, creando una zona de amortiguación entre el exterior y las salas de estar.

Diseñado hacia el norte, esta sala crea una bolsa de aire caliente que ayuda a aislar el interior durante los meses fríos de invierno, pero también protegerá las principales espacios vitales a partir de la dura luz solar en verano. ArchiBlox lo llama el “pulmón de la casa”.

En la parte trasera del espacio, un muro está cubierto de macetas que los residentes pueden utilizar para hacer crecer sus propias hierbas y verduras.

Las plantas herbáceas cubren el techo del edificio, ofreciendo una capa de aislamiento. ArchiBlox también especificó la adición de tubos frescos soterrados, diseñados para crear una ventilación de flujo cruzado al extraer el aire por el suelo en el lado sur de la casa y emitiéndolo a través de las ventanas del triforio orientadas al norte.

Las espacios vitales han sido organizados para ser lo más compactos posibles. Una combinación de sala de estar, un comedor y una cocina se asientan en un lado, mientras que un muro de armarios hace de pantalla para un dormitorio con un baño contiguo.

“Un inteligente uso de la carpintería y aberturas de altura completa permiten un espacio de flujo libre y una generosa área”, dijo ArchiBlox.

Fuente: arq.com.mx

Firma Gerencia RED

Jardín en fachada: MM++ architects

18830-17

La intención era convertir la construcción existente, un pastiche art deco, en una casa de estilo moderno, con líneas limpias y espacios abiertos, mientras se mantiene toda la estructura de hormigón.

MM++ architects llevó a cabo este proyecto de rehabilitación de una casa de 280 m2 situada a las afueras de Ho Chi Minh (Vietnam).

El edificio se redujo a su mínima expresión: una forma cúbica blanca con dos paredes vegetales verticales añadidas en la parte delantera y trasera de la casa con el fin de llevar privacidad a los dormitorios y permitiendo grandes aberturas para la ventilación natural sin cruzar las vistas.

El jardín vertical extiende la vegetación circundante a las paredes y hace que la casa desaparezca en el paisaje. Se crea una fuerte conexión visual entre la casa y el jardín y le da una identidad al lugar. En la planta baja, la sala de estar, comedor y cocina se fusionan en un único espacio totalmente abierto al exterior por tres lados, llevando el jardín al interior de la casa.

La piscina y las terrazas se han reconfigurado como una extensión del espacio interior. La escalera se ha trasladado para una mejor distribución de la primera planta y crea la característica principal de la sala de estar con un diseño de pasos flotante. En la primera planta, tres dormitorios en lugar de los cuatro existentes con el fin de ganar espacio para crear una suite principal real.

A partir de una mala calidad del espacio existente, cerrado, sin ninguna conexión con el jardín, este proyecto es un experimento para demostrar cómo se puede ser versátil y divertido para “jugar” con una estructura existente y convertir la construcción en una disposición y diseño radicalmente diferente, revelando mejores espacios, agregando valor al lugar y proponiendo un estilo de vida más cerca de la naturaleza.”

Fuente: arq.com.mx

Ideas originales para un roof garden económico

Modern-Roof-Garden-Designs

Las personas que actualmente no cuentan con un roof garden tienen dos motivos: no tienen un lugar para hacerlo o no tienen presupuesto suficiente.

Para el primer caso no hay mucho que hacer. Sin embargo, en cuestiones económicas, se pueden señalar alternativas para aquellos clientes que tienen el espacio y la disposición.

  1. No cubrir todo con pasto. Sí, el pasto se ve padrísimo. Literal, te llevas el jardín a la terraza o a la azotea, pero el costo se eleva mucho. Si el cliente quiere enverdecer la zona, pueden colocarse franjas de pasto en los perímetros o hacer pequeños caminos. El resto puede dejarse con enladrillado (en los casos que ya esté así la construcción), piso (cerámico o porcelanato) o grava, que además de ser económica y de bajo mantenimiento, da un toque muy zen.

  2. Considerar decks alternativos. En precios, van muy iguales los decks de madera (natural, de ingeniería o ecológica) para exteriores y el metro cuadrado de jardín (considerando todos sus componentes: impermeabilizantes, sustratos, etcétera, hasta llegar a la capa vegetativa). Para opciones naturales económicas pueden considerarse ‘huertos’ caseros en huacales, macetones de piso y/o ‘pisos de madera’ fabricados con material reciclado; como el roof garden que Taller Veinticuatro realizó para el proyecto ‘oficinas en Reforma’, donde adicionalmente la combinación de materiales logra a la vez los propósitos de jardín y de lugar de reunión.

3.  No comprar mobiliario especial para exteriores. Todos los muebles que tienen algún tratamiento para resistir la intemperie son costosos (a menos que sean mesas de plástico de playa). Pueden fabricarse en sitio ‘sillas’ de piedra, de concreto o de madera con acabado rústico. Incluso pueden usarse troncos gruesos cortados en trozos.

4. Hay más materiales aparte de cristal templado. Para barandales, cristal con aluminio y acero es la primera opción por su estética minimalista que combina con todo, pero si se quiere gastar poco, lo mejor es buscar alternativas. Pueden levantarse muros bajos con tabique aparente, poner enredadera sobre malla ciclónica o usar madera de segunda o de tercera. Éstas opciones combinan perfecto con el concepto general de los roof gardens.

5. Pensar más allá de los pergolados. Si la necesidad es cubrir toda o parte del área del sol y la lluvia, los pergolados no son la única respuesta. Las vigas de madera o de acero son muy estéticas, y si se cubren con ‘techo’ de cristal, ya cumplen con su función al 100%. Esta estructura puede elevar el costo. ¿Por qué contemplar toldos de tela o lona? Tal como hacen los restaurantes y demás comercios, éstos pueden desenrrollarse cuando se necesiten e incluso son automatizables, opción que sigue siendo más barata que los pergolados.

Fuente: metroscubicos.com.mx

Jardín Municipal: Barranquitas Sur

16610El edificio construido por la municipalidad de Santa Fe, Argentina tiene como objetivo vincular la comunidad educativa con los vecinos del barrio.

El Jardín de Infantes se ubica en el barrio Barranquitas Sur de la ciudad de Santa Fe y pertenece a una serie de obras impulsadas por el Gobierno Municipal santafesino que tienen como finalidad mejorar el acceso a la educación inicial. Una particularidad de esta edificación es la incorporación de salas de 1 a 3 años, inexistentes hasta el momento en instituciones municipales de esta ciudad.

Como parte de un programa de centralidades, el edificio cumple una doble función. Por un lado, la estrictamente relacionada a la educación inicial, y por el otro, contempla espacios para el uso de los vecinos, vinculando la comunidad educativa y el barrio.

Organizado a partir de una trama modular el programa del edificio se estructura en torno a dos patios. El primero de ellos es de carácter institucional y está ubicado sobre el ingreso del edificio. A su vez, agrupa los usos públicos como el SUM, una pequeña cocina, una mediateca, salas de reuniones y la dirección. El otro, adyacente al principal, organiza todas las aulas, salas y el núcleo sanitario. Un subsistema de patios más pequeño se relaciona con las aulas creando espacios de esparcimiento controlados y más seguros para los niños.

Se circula por un sistema de galerías que recorren los perímetros de los patios y generan un resguardo climático propiciando el uso de los espacios semicubiertos. Reforzando esta idea, ambos patios cuentan con vegetación y césped para mitigar las condiciones climáticas desfavorables que se dan en las épocas de altas temperaturas.

Dado que el Jardín pertenece a un emprendimiento gubernamental, la construcción, el mantenimiento y la operación del edificio fueron determinantes en la definición de la tecnología constructiva. Es por eso que se adoptó el sistema tradicional de mampostería de ladrillos comunes, cubiertas metálicas y hormigón visto en sectores semicubiertos.

Las condiciones medioambientales, climáticas y de ahorro energético también fueron incorporadas en este edificio con la aplicación de sistemas de precalentamiento solar para abastecer el consumos de agua caliente, las orientaciones de los aventamientos para mejorar las condiciones de iluminación natural, la inercia térmica y la ventilación cruzada para el mejoramiento del confort en las aulas.

fuente: arq.com.mx

Cómo hacer un jardín vertical

vertny-green-wall_1-1024x7681

Cristina Guasch

Seguro ya notaste que los jardines verticales son lo de hoy. ¿Parecen complicados? En absoluto: los jardines verticales o paredes de cultivo no son más que jardines plantados verticalmente en una pared. Se pueden cultivar en casi cualquier tipo de muro, con o sin el uso de suelo, y se pueden colocar tanto en interiores como en exteriores. Y mientras no haya escasez de agua para la pared viviente, no se requiere usar el suelo.

¿Qué puedes sembrar?

Estos jardines te permiten sembrar una gran diversidad de plantas: perennes, comestibles, plantas nativas o tolerantes a la sequía. Lo ideal es utilizar aquellas plantas tropicales que se adaptan a bajos niveles de luz y temperatura constantes. También puedes sembrar plantas de ornato, flores, frutas o verduras.

Generalmente el clima de interiores se caracteriza por una temperatura de alrededor de 20° C y una intensidad de luz y humedad baja. Para estas características de jardines interiores, las mejores plantas son aráceas como Philodendron y Epipremnum, muchas especies de Peperomia y Begonia o diferentes helechos como Nephrolepis y Pteris.

¿Qué necesitas?

Para montar un jardín vertical se necesita una estructura metálica que se puede adquirir en las tiendas de artículos de jardinería, o bien, puedes hacerla tú mismo. Entre la estructura y la pared que elijas para colgarla debe quedar una cierta separación para evitar el exceso de humedad y que circule un poco el aire.

Tu creatividad es el límite

Lo divertido de los jardines verticales es que cada pared es un proyecto, tú adaptas el montaje a las características del espacio que tienes disponible. Su éxito reside en lograr un sustrato liviano y rico en materia orgánica, debe contar con muchos nutrientes, porque como el espacio es reducido, las raíces deben tener todos los elementos para alimentar la planta.

Lo más importante en su cuidado es el riego. Hay que recordar en todo momento que el agua se aprovecha de arriba a abajo, por lo cual no hay que saturarlo de líquido para que no pese demasiado, el material del sustrato ayudará a retener la humedad.

Los beneficios

Es importante resaltar los beneficios que las paredes de cultivo tienen para el medio ambiente: limpian el aire de contaminantes, retienen polvos volátiles, mejoran la imagen interior de edificios, reducen el estrés, permiten la producción de vegetales, frutos y hortalizas y también actúan como barrera de aislamiento acústico.

Asimismo, los jardines verticales sirven para separar espacios y volver a la vida edificios ruinosos. Además, se están haciendo cada vez más populares en el interior de los edificios de oficinas, las casas y las tiendas. Sin duda, se trata de una fantástica opción para decorar debido a su gran belleza y sus propiedades naturales.

fuente: metroscubicos.com