5 Consejos que no debes ignorar al invertir en Bienes Raices

INFOGRAFIA PATRIMONIOAL

La inversión en bienes raíces o inmuebles es una alternativa de generar un ingreso ya sea comprando un inmueble tal como una casa, departamento, local, comercial o terreno para posteriormente venderlo o rentarlo.

Al invertir en bienes raíces uno espera que el inmueble obtenido tenga un incremento en la plusvalía ya que los expertos consideran la inversión en bienes raíces como una inversión de bajo riesgo, segura, y rentable.

A pesar de ser considerada como una inversión segura y de bajo riesgo, muchas personas que han decidido invertir en bienes raíces han sufrido grandes pérdidas debido a la poca información, un inmueble mal ubicado, por no encontrar a quién rentarlo, o por tener que hacer reparaciones o remodelaciones que al final terminaban siendo más caras de lo esperado.

En Gerencia RED nos encargamos de ayudar y asesorar a nuestros clientes a invertir en propiedades garantizando una alta plusvalía en cada una de sus inversiones ya que contamos con la experiencia del conocimiento del mercado inmobiliario.

Advertisements

Cómo dar el salto del ahorro a la inversión

fpsPor: Anaid Diaz

Comprar un auto, ir de viaje, pagarse un diplomado, independizarse, entre otras cosas, son metas que tienen los jóvenes cuando comienzan a recibir ingresos; hacer del ahorro un hábito es el primer paso para poder lograrlas y si después se deciden a invertir, las posibilidades de alcanzar las metas propuestas serán mayores y en menor tiempo.

En cuanto se comienza a recibir un ingreso, lo más importante es crear un cuadro de presupuesto a un año, en el cual se tengan claros todos los pagos fijos por hacer (tarjetas de crédito, rentas, planes telefónicos), tener una cantidad para gastos extras (diversión, emergencias, imprevistos, etcétera) y establecer un monto específico de ahorro, que deberá ser el mismo mensual o quincenalmente, para que así se haga un hábito y, cuando se tenga la cantidad deseada, poder invertirla en alguno de los productos financieros que existen. Es importante también tener clara la meta financiera, es decir, saber qué quiero y en cuánto tiempo lo quiero concretar.

Es común pensar que las inversiones sólo se hacen con grandes cantidades y por expertos accionistas, pero existe una gran cantidad de instrumentos financieros que ofrecen diversas opciones, de acuerdo con perfil del interesado.

Para poder definirlo es necesario acudir con un asesor (bancario o personal) que de acuerdo con la edad, los ingresos, la tolerancia al riesgo, las metas financieras, entre otras cosas, ayude a definir cuáles de los productos serían los más aptos para el inversionista principiante. “Junto con esos datos y los intereses personales, el asesor puede definir perfiles arriesgados (invirtiendo en títulos accionarios, que tienen más fluctuación), conservadores (se les recomienda invertir en bonos emitidos por el gobierno) o conservadores (puede invertir en la deuda que emiten las empresas)”, dice Daniel Gorinstein, asesor de negocios.

Es importante que si se busca comenzar a invertir, busque empaparse de temas y términos financieros; aunque los jóvenes los vean complicados, si se empiezan a informar y a leer, el lenguaje se les hará más fácil, sugiere Goristein.

José Antonio Díaz, especialista en finanzas personales, también considera conveniente que se comiencen a usar simuladores de inversión para familiarizarse con el tema, “es como un juego, en el que te dan 1 millón de pesos y tú puedes invertir”, menciona.

Los expertos recomiendan que para comenzar a invertir es necesario tener en cuenta algunos consejos:

  • En primer lugar, diversificar, es decir, no poner todo en un solo instrumento, es bueno separar el dinero e invertir en varios, para tener mayor seguridad y también mayores rendimientos al término del plazo.
  • Igualmente, es importante considerar que los rendimientos deben estar por arriba de la inflación, para tener una ganancia y no perder poder adquisitivo.
  • Por último, juegue con simuladores de inversión, disponibles de forma gratuita en las páginas web.

Aquí, algunos de los instrumentos para comenzar 
a invertir

Fondos de inversión: son instrumentos sencillos, a través de los cuales se juntan recursos de varios inversionistas para comprar activos que no podrían comprar de manera individual; pueden abrirse con desde 1,000 hasta 100,000 pesos, depende de la institución financiera; los hay a diversos plazos, es decir, no se puede disponer del dinero antes del plazo acordado y el rendimiento que ofrecen es poco.

Los más comunes son los de deuda (que invierten en papeles de deuda gubernamental, de gobiernos extranjeros o empresas) y los de renta variable (que pueden invertir en acciones que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores).

Cetes: son instrumentos que emite el gobierno federal y puede invertirse en ellos con desde 100 pesos, con vigencia desde uno, tres, seis meses o un año. La gran ventaja que ofrecen es la seguridad, ya que el que respalda la inversión es el propio gobierno y la tasa de interés se puede cobrar al final del periodo establecido.

Pagarés: mediante este instrumento, el usuario presta una cantidad al banco y la institución se compromete a devolverla en un periodo determinado con un rendimiento previamente establecido. Los montos pueden ir desde 1,000, hasta 10,000 pesos, y el rendimiento es desde 2.5%, según la institución.

Afores: además del ahorro obligatorio que se realiza, se pueden hacer aportaciones voluntarias a la cuenta individual de la afore, para aprovechar los rendimientos que ésta ofrece y que, de acuerdo con la institución, alcanzan hasta 12%, éste es un instrumento muy útil si se busca conseguir un ahorro para un fin específico a mediano o largo plazo, además de que es una excelente forma de aumentar la pensión recibida al momento de jubilarse.

Otra de las ventajas es que se puede aportar cualquier cantidad, además de elegir el plazo que más convenga para disponer del dinero.

Fuente: eleconomista.com.mx

Ahorrar no es lo mismo que invertir

ahorrarPor: Fernando Gutiérrez

Todos estamos expuestos a sufrir imprevistos en cualquier etapa de la vida, lo ideal es contar con los recursos económicos para hacerles frente. Para ello, existen dos opciones: contar con un ahorro o generar una inversión.

¿Cuál es la diferencia?

Los especialistas señalan que ahorrar es guardar dinero para usarlo posteriormente, mientras que la inversión es la cantidad de dinero que no sólo se busca guardar, sino incrementar. Con una inversión, se pueden obtener rendimientos superiores a los que genera el ahorro, siempre y cuando se tenga con una institución financiera regulada por las autoridades.

Lo que sugieren los expertos:

PARA AHORRAR

¿Dónde?

Aunque existe la opción de esconder el dinero bajo el colchón, lo mejor es hacerlo con instituciones autorizadas por los organismos gubernamentales financieros.

Garantías

En caso de que una entidad regulada se declare en quiebra, el Instituto de Protección al Ahorro Bancario garantiza el dinero de los ahorradores.

Si se trata de un banco, la garantía es hasta por 400,000 Udis, aproximadamente, 1 millón 976,000 pesos. Si se trata de sociedades cooperativas o sociedades de financiamiento popular, la cifra es hasta por 25,000 Udis, alrededor de 1 millón 235,000 pesos.

PARA INVERTIR

¿Cómo elegir la mejor inversión?

En este rubro existen diferentes tipos de instrumentos y se puede obtener el mejor provecho si se tiene un buen asesoramiento. Los expertos recomiendan que para hacer una buena inversión, es necesario que ésta se adecue a tu perfil para que se determinen sus alcances y tus expectativas.

A los jóvenes les conviene realizar una inversión a largo plazo para disponer de un capital para su futuro o su retiro laboral. Para los adultos es más conveniente invertir en un instrumento que genere rendimientos a corto plazo para tener disponibilidad de dinero en menor tiempo.

Tips para ahorrar

  • Verifica que el ahorro se genere en instituciones reguladas.
  • Establece una meta de ahorro: cuánto deseas juntar y para qué.
  • Realiza depósitos buscando obtener al menos rendimientos iguales a la inflación.
  • Ahorrar no es sólo guardar, sino también no malgastar recursos del día a día.

Tips para invertir

  • Toma en cuenta la disponibilidad de recursos y el tiempo en que se pueden comprometer.
  • Conoce a detalle los instrumentos y mecanismos que piensas utilizar.
  • La premisa en la inversión es: a mayor rendimiento, mayor riesgo.

Fuente: metroscubicos.com