Domina los números y toma una buena decisión

prestamos-y-creditos-hipotecariosPor: Daniel Chávarri

¿ Estás a punto de tomar la decisión de comprar una casa y tomar un crédito hipotecario pero no sabes si estás en buen momento para ello?

Antes de tomar una decisión “en frío”, y que luego te provoque arrepentimiento (o te meta en problemas financieros), es importante que conozcas ciertos números.

Aquí te simplificamos la existencia y te recomendamos dominar los siguientes números:

  • ¿Cuánto te costará exactamente si tomas la decisión de comprar?

Debes conocer la mensualidad total, integral, de tu crédito hipotecario. A veces los bancos te darán una mensualidad a la que le falta agregar los seguros o comisiones. También debes calcular:

    • Pago del mantenimiento del edificio o del desarrollo (en algunos casos no aplica).
    • Costo del predial.
  • Tu ingreso neto y tu ingreso bruto: Aunque parezca extraño, pero con cierta frecuencia nos topamos con alguien que no sabe realmente cuánto gana. Debes saber tu sueldo bruto (antes de impuestos) y tu sueldo neto (después de las deducciones).

Nota muy importante: en el caso de comisionistas, profesionistas independientes o dueños de negocio, se sugiere realizar un promedio conservador. Suma los ingresos de un año (de forma conservadora) y divide entre 12.

  • Tus compromisos mensuales en buró (Pasivos): ¿Cuánto es el pago mínimo que te exigen los bancos cada mes?

En este punto no te preocupes tanto por el saldo de todo lo que debes (aunque obviamente es bueno tenerlo controlado). Lo relevante por ahora es que sumes todos tus pagos mínimos mensuales. Contempla pagos de otras hipotecas, automóviles, tarjetas de crédito, tarjetas departamentales, préstamos de nómina.

Nota: solo toma en cuenta los créditos en este punto (no colegiaturas, diversión y otros conceptos).

  • Relación Pasivos / Ingresos:  Regresamos al salón de clases y aplicamos el álgebra como cuando estudiábamos. Haz la siguiente operación

(Pagos mínimos mensuales mensualidad que pretendes pagar en tu crédito hipotecario) * 100 /

 Ingresos Brutos

    • Si el resultado es igual o menor a 35%:  ¡Felicidades! Estás en una muy buena posición para comprar.
    • Si el resultado es entre 36% y 50%:  Quizá sí puedas comprar pero tómalo con precaución.  Existe la posibilidad de que el banco sí te apruebe tu crédito, pero lo importante es que tú debes sentirte cómodo. Te sugerimos bajar otros pagos para que tus finanzas no se vean comprometidas a mediano o largo plazo.
    • Si el resultado es mayor a 50%: No es recomendable tomar ese crédito hipotecario. Tal vez te convenga bajar algunas deudas antes de ello, o bien, analizar un crédito de menor cantidad.
  • También debes tomar en cuenta tus compromisos mensuales fuera de buró. Aunque el cálculo anterior no contempla los pagos que realizas por colegiaturas, despensa y otros gastos similares, te recomendamos tener claro tu presupuesto mensual. Aunque la fórmula de arriba te permite saber si es viable una aprobación de crédito, el objetivo en ningún caso es que mermes tu calidad de vida.
  • Frecuencia con que pretendes dar pagos adelantados: te permite visualizar tu tabla de amortización y el plazo en que puedes terminar de pagar tu crédito (te hará muy feliz observar que esos pagos adelantados tienen un impacto en el costo total de tu crédito, resultará mucho más barato si lo haces).

Fuente: finanz.com.mx

Propuesta Reforma Hacendaria hipoteca y vivienda

pea-nieto-reforma-hacendariaLa propuesta de reforma hacendaria del Gobierno federal pretende eliminar exenciones al pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) del que actualmente gozan la compra y renta de inmuebles ello con el objetivo de ampliar la base gravable y favorecer a los sectores más vulnerables.

De aprobarse la iniciativa presentada por el presidente Enrique Peña Nieto, a partir del próximo año las personas que compren un inmueble, renten o paguen hipoteca tendrán que pagar IVA sobre el valor de la vivienda, de acuerdo a la propuesta presentada.

La autoridad justificó la propuesta al señalar que la exención de IVA a la enajenación de casa habitación beneficia a la población de más altos ingresos, sin embargo no detalla cuánto obtendría con la medida.

De acuerdo al sitio oficial http://reformahacendaria.gob.mx/ Se apoyará a la Vivienda, mediante la reasignación de 2 mmp para apoyar al sector vivienda con subsidios, líneas de crédito sindicadas y garantías a la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF). Asimismo, se realizarán medidas para apoyar al consumo como rifas para cancelación del saldo en INFONACOT y créditos para consumo de bienes durables.

Se introducirá un Plan de Aceleración Económica, que contiene medidas de reasignación de gasto público por hasta 16 mil millones de pesos, mediante la firma de convenios y fondos con entidades federativas, apoyos a través de la banca de desarrollo, elementos para fortalecer la industria de la vivienda, entre otros.

El presidente Enrique Peña Nieto reiteró a través de Twitter que la reforma hacendaria es “una reforma social” con pensión universal para adultos mayores y seguro de desempleo para trabajadores. Propone incrementar los ingresos tributarios a cambio de crear un seguro de desempleo y una pensión universal

También contempla acabar con la exención de IVA en la enajenación de casa habitación.

La reforma fiscal deberá ser revisada por el Congreso de la Unión para determinar su aprobación.

Fuente: metroscubicos.com

7 preguntas para tu asesor hipotecario

crdito-casa

¿Estás interesado en conseguir un crédito para comprar casa pero no sabes qué preguntar a tu asesor hipotecario? Aquí lo básico que debes tener en cuenta para evitar dificultades.

1. ¿Cuánto me prestan?

Generalmente, los bancos prestan un monto equivalente a 80 u 85% del valor de la vivienda. Para Luis Fabre Pruneda, vicepresidente técnico de la Condusef, lo ideal es aportar un enganche de por lo menos 20% del precio de la casa. Y es que, mientras más bajo es el enganche, más intereses pagarás al final del crédito, ya que el préstamo es mayor.

2. ¿Qué tasa de interés me cobran?

Los bancos han bajado sus tasas de interés recientemente. Si hoy contratas una tasa fija, ésta no se moverá durante toda la vida del crédito, aun cuando las instituciones suban las tasas en el futuro.

3. ¿Qué CAT tiene el préstamo?

También se tiene que considerar el Costo Anual Total (CAT). Éste es un indicador que te dice cuánto te cuesta el crédito considerando la tasa de interés más las comisiones, cuotas de administración y el pago de seguros asociados (vida, daños o desempleo). Esto te ayudará a decidir entre dos créditos que te ofrecen la misma tasa de interés, pues uno de ellos puede cobrar menos por concepto de comisiones o seguros.

4. ¿La deuda es en pesos, udis o salarios mínimos?

Identificar cuál es la unidad en la que estás adquiriendo el préstamo es básico. Muchas personas se dan cuenta de que, con los años, su deuda, en lugar de disminuir, aumenta pese a que la tasa de interés que contrataron es fija.

Esto se debe, en el caso de las Udis, porque son una unidad que reconoce el aumento de la inflación, es decir, si una persona debe 10 Udis y la Udi vale cuatro pesos, debe 40 pesos; si la Udi sube a 4.2, debe 42 pesos. Esto significa que cuando crece el valor de la Udi, la deuda aumenta.

Algo similar pasa con los créditos en salarios mínimos. La deuda se actualiza cada que aumenta el salario mínimo del Distrito Federal, lo cual ocurre al menos una vez al año.

La conveniencia de contratar créditos en pesos consiste en que el pago mensual queda fijo. Esto da mayor certidumbre al acreditado de cuánto es lo que debe por su casa y cuánto tiene que pagar mensualmente. Si tienes un crédito en Udis o salarios mínimos, pide asesoría a alguna institución financiera para sustituirlo a pesos.

5. ¿A cuántos años es el financiamiento?

Lo ideal es contratar créditos a 15 y no a 20 o 30 años. Mientras mayor sea el plazo, menor es la mensualidad, pero pagarás más intereses en el tiempo.

6. ¿Esquema de pagos fijos o crecientes?

El de pagos crecientes en pesos significa que, al inicio del crédito, la mensualidad es más baja y aumenta con el tiempo. Para algunas personas esto funciona, pues en teoría, la vida laboral inicia con un sueldo bajo que aumentará en el futuro, por lo que poco a poco podrán pagar una mayor mensualidad.
En contraste, la ventaja de los pagos fijos es que “si contratas un crédito que hoy representa 30% de tu ingreso, con el paso del tiempo el pago representará un porcentaje menor, bajo el supuesto de que tus ingresos van en aumento”, ejemplificó Miguel García, director de Crédito Hipotecario de Banamex.

7. ¿Qué comisiones me cobran?

Las instituciones cobran comisión por apertura, costo del estudio socioeconómico y avalúo, sin embargo, ya existen algunas instituciones que no las cobran.

Considera que estos gastos deben sumarse a los honorarios notariales. En conjunto, todos estos gastos pueden representar alrededor de 7% del valor de la casa. Asegúrate de que la institución no cobra comisiones por realizar pagos adelantados.

Fuente: metroscubicos.com